Salud

Viajar a los orígenes, un viaje genético por menos de 100 euros

30/06/2022

author:

Viajar a los orígenes, un viaje genético por menos de 100 euros

Muchas veces hay algo que llama la atención, como si de un recuerdo se tratase y no se entiende por qué se quiere descubrir un país, una ciudad o incluso otro continente.

Algunos dirán que tiene que ver con el inconsciente, pero, en realidad, tiene que ver con los orígenes. El ser humano lleva, desde hace siglos, luchando por encontrar su lugar en el mundo. Las migraciones han hecho que, en cualquier rincón del mundo, exista un descendiente de conquistadores, de esclavos, de terratenientes o de nobles…pero ¿se puede llegar a saber?

La respuesta, más allá del estudio heráldico, es que sí. Pero esta vez, de forma científica y a través de la genética.

Cada vez son más los que, buscando un regalo original y único, han elegido regalar un test de ancestros que permite conocer hasta siete variables: los orígenes genéticos geográficos, étnicos, históricos, el linaje materno o paterno hasta la primera mujer u hombre, el grado neandertal o la coincidencia genética con celebridades de la historia.

Son muchas las casas nobles que han usado, precisamente, la genética, para reclamaciones hereditarias y de títulos antes de que queden en el olvido y se pierdan.

Conocer los ancestros está sirviendo a muchas familias para comprender las características étnicas de un linaje de cara a la futura detección de patologías de ser necesario, porque hay una serie de enfermedades que tienen mayor predisposición dependiendo de la raza.

Aunque a priori puede parecer solo algo curioso, y una excusa para planificar un viaje en busca de los orígenes, en realidad esconde detrás toda una información genética de gran valor que, nunca se sabe, podría ser de gran utilidad en el futuro.

“Existe un interés entre muchas personas por entender sus orígenes. Ahora es fácil conocerlos, basta con una muestra de saliva y en pocas semanas y por menos de 100€ se puede tener amplia información sobre los ancestros. Quién sabe, quizá de ahí el carácter o la fascinación por una cultura” dicen desde Ancestrum.