Sociedad

Las cintas de correr: un aliado en tu propia casa

21/07/2022

Las cintas de correr: un aliado en tu propia casa

¿Te cuesta ir al gimnasio a entrenar? Si tu respuesta es «sí», te encuentras entre la mayoría de nosotros, que ya tenemos más que suficiente con la agotadora rutina laboral y personal como para invertir nuestro tiempo de descanso en desplazamiento y agonía sudorizante. Sin embargo, estamos de enhorabuena: las Cintas de correr son cada vez más ergonómicas y cómodas, para que podamos hacer deporte en casa mientras vemos nuestra serie favorita. Te contamos más acerca de ello.

Las ventajas de las cintas de correr: tu gym en casa

¿Sabías que correr en una cinta supone un menor impacto para las articulaciones que correr al aire libre? Estas máquinas fitness son un gran aliado para principiantes y personas que padecen de artritis o tienen alguna lesión de rodilla, cadera o tobillo, ya que los sistemas de amortiguación de las cintas y su banda son una superficie más segura y estable que el pavimento irregular de la calzada.

A nivel físico, una cinta de correr puede contribuir a:

  • Fortalecer y tonificar tu musculatura
  • Aumentar la capacidad y salud cardiovascular.
  • Regular la tensión arterial
  • Favorecer la capacidad de oxigenación del organismo.
  • Evitar la pérdida de masa ósea y muscular.
  • Quemar calorías y perder esos kilos que sobran.

La opción de tener tu propia cinta de correr en casa te asegura un entrenamiento diario que, junto a una alimentación adecuada en la que se mantenga el déficit calórico recomendado, no solo te ayudará a perder peso, sino a estar de mejor humor. ¡Y sin tener que desplazarte!

Las cintas de correr funcionan, no es un mito. Actualmente, existen cintas muy completas, que te permiten realizar un ejercicio versátil y adaptado a tu rutina, que podrás implementar a tu propio ritmo.

Los resultados te sorprenderán desde el primer momento y, aparte de reforzar tus músculos, tu sistema cardiovascular y tu respiración, te motivarán para seguir cada día usando y rentabilizando tu inversión. No te arrepentirás de haber comprado tu cinta.

Tiendas online como Aosom, especializada en equipamiento fitness, te proporciona cintas de alta calidad a un precio de fábrica, sin intermediarios innecesarios (y costosos), y te permiten disfrutar de tus propias rutinas cardio en casa y aprender a perder, mantener o controlar tu peso de forma fácil y sana con las mejores cintas. Prueba a:

  • Practicar carrera.
  • Hacer largas caminatas a velocidad normal.
  • Combinar velocidades, aumentando intensidad y caminando de nuevo.
  • Realizar ejercicios de fuerza mientras caminas o corres, jugando con la pendiente, el movimiento de los brazos y del tronco, mediante sentadillas, planchas o burpees.

¡Tú marcas tu ritmo! Lo cierto es que las cintas de correr de Aosom se adaptan a todo tipo de niveles, tanto para principiantes como para expertos. Y, sobre todo, te ayudan a sentirte bien y cuidarte. En unas semanas, podrás pasar de no tener ninguna actividad física a alardear de que ya eres capaz de hacer HIIT (High Intensity Interval Training, o entrenamiento de alta intensidad a intervalos) en tu cinta de correr y desde casa.

Comprar cintas de correr de manera eficiente

Una cinta de correr debería contar con al menos 2 CV de potencia. Para personas más pesadas o corredores entrenados, recomendamos incluso una potencia de 3 CV. Cuanto mejor se adapte el rendimiento del motor a tus propias costumbres de carrera (duración de las sesiones de entrenamiento y velocidad media de carrera), mayor será la potencia de marcha del motor. Además, al seleccionar la potencia del motor, tiene mucho sentido tener en cuenta que al mejorar tu propio rendimiento en carrera, con el tiempo tu exigencia de velocidad y duración de entrenamiento irán en aumento

Si estás decidido a comprar tu cinta de correr, te recomendamos apostar por lo seguro: la calidad y la garantía del mejor producto. Un modelo de baja calidad o de escasas funcionalidades terminará por servirte de colgador de camisas. Por eso, a la hora de comprar una cinta de correr, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

  • La intensidad que quieras darle.
  • La velocidad que pueda alcanzar.
  • La potencia del motor.
  • La posibilidad de programación de entrenamientos.
  • La composición de sus materiales.
  • La amortiguación.

Recuerda: las opciones plegables son muy buena opción si, aun teniendo las mismas prestaciones, no dispones de mucho espacio.

¡Ya no tienes excusa! Alíate con las cintas de correr y crea tus propias rutinas, llueva, haga frío o demasiado calor. Nada podrá parar a tu motivación y a tus ganas para conseguir el mejor entrenamiento desde la comodidad de tu propia casa.