Sociedad

Tipos de mobiliario de oficina: ¿cómo elegir el adecuado?

16/08/2022

Tipos de mobiliario de oficina: ¿cómo elegir el adecuado?

El mobiliario de oficina se clasifica en función de su funcionalidad, estilos y materiales utilizados para su fabricación. Al amueblar un espacio de trabajo tan importante como este, se debe encontrar un equilibrio entre comodidad, confort, utilidad, practicidad, estilo y costes. Para determinar el tipo de muebles y los equipos de oficina que se utilizarán, hay que entender primero los deseos y propósitos de los usuarios y la naturaleza misma de las funciones que allí se cumplan.

He aquí algunas sugerencias para seleccionar el mejor mobiliario de oficina:

Los muebles de oficina son importantes por dos razones principales. En primer lugar, ayudan a los empleados a realizar su trabajo con la mayor eficacia y confort posible. En segundo lugar, habla en nombre de la empresa, ya que contribuye a reflejar la imagen que ésta desea crear.

Sin embargo, antes de hablar de materiales, estilos y funcionalidad, hay que tener en cuenta ciertas cualidades generales a la hora de seleccionar el mobiliario de oficina.

Multifuncional

El mobiliario oficina en Málaga debe ser multifuncional. Esto significa que tiene que estar diseñado para asumir varias posiciones en el caso de las sillas y escritorios o mesas. También es conveniente comprar muebles que sirvan para instalarse o configurarse de diversas formas para cuando se requiera espacio o aumente el personal.

En este sentido, los muebles modulares actúan a la perfección porque se pueden agregar o quitar piezas en la medida en que se requiera.

Garantía de calidad

La compra de muebles de oficina es una inversión a largo plazo. Es preferible acudir a un especialista y comprar las mejores marcas que comprar algo barato que se romperá rápidamente. Por eso, el mobiliario para sitios de trabajo debe ser de materiales resistentes y también de gran robustez, pues no es algo que se compre todos los días. Los muebles de oficina deben durar entre 5 y 10 años por lo que se tiene que recurrir a piezas de alta calidad y valor estético.

Ergonomía y comodidad

El mobiliario de oficina que se elija debe ser ergonómico y cómodo. Esto es algo de vital importancia si la productividad de la empresa y el bienestar de los trabajadores son factores determinantes para el negocio. Con piezas confortables y ergonómicas se evitará la rotación de personal y el pésimo rendimiento de estos.

Muchas personas trabajan horas sentadas ante un ordenador o escritorio. Por eso las sillas tienen que ser anatómicamente perfectas y de un tejido transpirable. Puede tener un apoya cabeza o apoyabrazos para más confort. Existen, además, escritorios cuya altura se puede variar con un mecanismo de fuelles, que permite al trabajador sentarse o estar parado. 

Esto es muy útil en oficinas en las que el personal pasa largas horas trabajando en proyectos diversos.

Modernos

En este sentido, no se trata solo del estilo y diseño. También involucra a los materiales con los cuales está fabricado cada mueble, la funcionalidad que cada pieza proporciona y las adaptaciones para diversas posiciones.

Hay muebles que pueden albergar aparatos electrónicos, que tienen cargadores USB o que son eléctricos y permiten múltiples funciones para hacer el trabajo más sencillo y confortable.

Que sean prácticos

Los muebles de oficina tienen que adaptarse al estilo del negocio y a las tareas que hay que realizar en ese espacio en particular. No es igual una oficina de arquitectos (que requerirá mesas de dibujo y lámparas adaptables a estas, así como borradores y sacapuntas eléctricos) que una oficina contable en la que las calculadoras eléctricas y los archivadores son muy necesarios.

Cada espacio de trabajo tiene sus propios requerimientos. El objetivo es comprar sólo lo que realmente se necesita. Si no se quiere hacer rápidamente otra inversión, hay que considerar esta cuestión con detenimiento.

Organización inteligente del espacio

La distribución y la optimización de manera inteligente del espacio disponible son cuestiones, igualmente, cruciales. La instalación del mobiliario debe apoyar esta noción para que las tareas sean llevadas a cabo de manera sencilla y óptima, sin pérdida de tiempo ni uso innecesarios de recursos.