Compartir

Seguro que habrás oído hablar de los “millennials”, la nueva generación que aparece en todos los medios. Por si todavía eres de los que no tienes claro que caracteriza a la generación de moda, te lo explicamos ahora.

Los millennials son las personas nacidas entre 1981 y 1995. No obstante, su mayor rasgo identificativo es que usan la tecnología con la misma facilidad que un tenedor o un bolígrafo. Los móviles, las tablets y los ordenadores son una parte básica de su vida. Internet no tiene secretos ocultos para ellos.

Pero qué hay de todos aquellos que nacieron años antes. La realidad es que internet nos ha cambiado la vida a todos y de una forma muy rápida. De hecho, en las conversaciones de personas que rondan ahora los 40 ó 45 años sueles oír la frase: “¿te acuerdas de cuándo?”.

Para que sigas alimentando esa nostalgia o solo para que veas hasta qué punto ha cambiado todo lo que nos rodea, hoy os traemos 4 ejemplos de cómo era nuestra vida antes de que internet apareciese.

Especial universitarios: la visita a la fotocopiadora

Llegaba la época de los exámenes y la fotocopiadora de la facultad se colapsaba. En largas colas, uno a uno, los estudiantes esperaban su turno para poder fotocopiar los apuntes del día que se durmieron; o en el que simplemente, había un plan mejor que ir a clase.

De aquella solo existía el formato papel y la plegaria porque la caligrafía del que te había prestado los apuntes fuese legible.

Ahora vivimos en el mundo digital de los archivos y los formatos. Se vive en pleno intercambio de archivos PDF, JPG y EXCEL.

Cuándo llega el momento de trasladar el archivo de un formato a otro; ya no hay que pagar, ni descargarse programas. Hay una herramienta que convierte PDF a Excel online.

Pero no solo pasa de PDF a Excel, esta herramienta te convierte también sin problemas el PDF a formatos de imagen como JPG, PNG o TIFF. Solo hay que seleccionar el archivo, el formato en el que lo deseas transformar y darle al botón. Así de sencillo.

Adiós a ir con 50 carpetas, libretas y clips. Ahora ya todo se escribe en formato digital.

Ya no haces amigos en vivo y en directo, los haces online

Las relaciones sociales es uno de los puntos que más ha cambiado desde la llegada de internet. Antes, si querías pedirle de salir a una persona, tenías que pasar por el miedo de que te pudiese rechazar a la cara.

Eso ya no existe a día de hoy. Las vías para poder establecer relaciones con otras personas son muy variadas gracias a internet.

Sea lo que sea lo que busques, pareja o amigos, tienes múltiples páginas web con chats donde poder conocer gente.

Sin embargo, lo que está en pleno auge son las aplicaciones de móvil para conocer a otras personas. Ya no es que te hagas un perfil con tus gustos o aficiones. Ahora ya puedes formar parte de grupos que se ponen en contacto con otros grupos. Si el “sí” es recíproco, podéis hablar todos juntos en un chat y ya quedar para conoceros.

De hecho, gracias a los GPS de los móviles podéis saber a qué distancia se encuentra el otro grupo de vosotros.

Se acabó el usar las páginas amarillas buscando agencias

La búsqueda y contratación de servicios también ha sufrido un boom con internet. Hace unos cuantos años, si del “boca a boca” no habías conseguido que alguien te recomendase una agencia, había que coger el listado de las páginas amarillas y empezar a llamar y a concertar citas.

Nada más lejos de la realidad de lo que ahora ocurre. Si una pequeña empresa o PYME desea contratar una agencia especializada en marketing ya solo tiene que visitar internet y mandar unos cuantos emails.

Hasta la propia gestión ha cambiado. Para una campaña de marketing en internet ya no hace falta visitar en persona la agencia. Solo usando el correo electrónico y con charlas a través de Skype o Hangouts se pueden desarrollar campañas integrales de marketing para empresas.

Una cuestión tan importante como el marketing para una pyme se puede gestionar de una manera mucho más rápida gracias a internet.

Toda la información del mundo a un click

Los que no sean millennials recordarán como abrían los pesados tomos de una enciclopedia cada vez que tenían que hacer un trabajo para clase. Este punto, quizás sea una de las cuestiones más difíciles de entender para una persona que ha nacido ya con acceso a internet.

El acceso a la información es una revolución gracias a internet. Casi no hay dato en el mundo que no se pueda conocer haciendo dos o tres consultas a Google.

Un ejemplo de cómo se ha facilitado el acceso a la información es el mítico problema de cómo averiguar el saldo que te queda en el móvil. Cuando querías consultar el saldo que te quedaba en tu móvil de Movistar no sabías qué tenías que hacer. Al final, nadie se acordaba de la combinación que había que marcar y siempre había que terminar llamando a la operadora.

Ahora, para averiguarlo solo tienes que buscar en Google: consulta saldo movistar. De la misma manera que se puede averiguar de forma fácil tu saldo, tampoco es difícil saber cuál es tu número de móvil.  

Si alguien te pedía el número y no lo tenías apuntado, tocaba llamar a un familiar o a un amigo para pedirle que te diese tu propio número de teléfono. Ahora, gracias al acceso a la información que nos da internet, ya no hay problema para averiguar cuál es la combinación que tienes que marcar.

Como has podido ver con estos 4 ejemplos, el cambio que ha producido internet en nuestras vidas es inmenso. No solo es que ahora tengamos al alcance de nuestra mano toda la información que queramos, sino que ha modificado nuestra manera de relacionarnos para siempre. De lo que no hay duda es que internet ha revolucionando todo y lo seguirá haciendo.

Escritor galardonado, entrenador personal, experto en interculturalidad y profesor de oradores públicos.