Compartir

Muchos son los que se preguntan por qué Barcelona es la única ciudad española que permite el consumo de marihuana en clubes sociales, por qué esto no se ha extendido al resto del país, como ocurre en otros tantos en América Latina, como Argentina, Colombia o Chile, Uruguay o México, o más cerca, en Europa, Holanda, Portugal, Bélgica o Suiza. 

Es extraño que, siempre dentro de unos límites, cadacomunidad autónoma pueda regirse a su manera  con respecto a la legislación del cannabis y no se avance casi nada en esta situación, parada por un desinterés generalizado. Todo parece indicar que, como viene siendo la tónica general en este país, los poderes políticos y la social media, rendida a estos, traten de distraer o engañar a la sociedad con algo que es estrictamente beneficioso para ella. Como suele ocurrir, no harán nada si no son ellos los beneficiados, y poco importa las ventajas que  pueda traer el cultivo (creación de empleo) y consumo (medicinal o recreativo) de esta planta.

Algunos de los beneficios ya comprobados son los siguientes:

  • Tratamiento de las migrañas.
  • Atenuación de enfermedades crónicas como intestino irritado o síndrome de Crohn.
  • Retraso del crecimiento tumoral.
  • Prevención del Alzhéimer.
  • Tratamiento del glaucoma.
  • Ayuda a los trastornos ADD y ADHD, (Trastorno por déficit de atención y trastorno por déficit de atención con hiperactividad).
  • Tratamiento contra la arteriosclerosis múltiple.
  • Ayuda al síndrome premestrual.
  • Ayuda a calmar el desorden compulsivo y Tourette.

Ahora ya sabes, o quizás ya sabías, los múltiples beneficios que trae el consumo de marihuana y te unirás al grupo que no entiende por qué no hay en España una legislación que proteja y promueva su cultivo y consumo. Muy al contrario de lo que se promueven en los países avanzados del mundo, la nueva Ley de seguridad Ciudadana, aprobada por el congreso de los diputados el pasado 26 marzo, gracias a la mayoría del PP, retrasa y empeora las condiciones para los productores y consumidores de cannabis en España, aumentando considerablemente la cuantía en los que respecta a las multas por posesión de esta planta. Parece claro que el único afán de estos gobernantes, como decíamos al principio de este texto, no es precisamente el bienestar y salud de sus conciudadanos, sino simplemente su afán recaudatorio.

Afortunadamente, en España, tenemos empresas, como Green Dragon Grow shop, que mantienen su actitud de héroes ante el despotismo del gobierno que, mediante la Ley Mordaza, puede imponer multas de hasta 600.000 euros para las infracciones consideradas como muy graves, y se mantienen estoicos defendiendo y promoviendo las ventajas de esta planta. En esta tienda existe gran variedad de semillas para su cultivo, para que se extienda la cultura del cultivo del cáñamo y aumenten las voces que pidan que se  deroguen cuanto antes estas faltas de respeto a la ciudadanía, aunque parece que mucho no ha de tardar según las encuestas.

Junto a la legalización de la marihuana, tenemos a sus numerosos defensores que aseguran que las sanciones son realmente excesivas, ya que triplican las que ya se venían efectuando hasta el momento. Además, para aumentar el escarnio se ha prohibido la sustitución de la posibilidad de rehabilitarse por el pago de la multa, dejando bastante más claro el único interés recaudatorio de estos gobernantes.

Aitor Pubill Riera
Periodista vasco cuyas historias han abordado todo lo relacionado con el mundo del marketing y las nuevas tecnologías.