Compartir

Nuevo caso de violencia de género en Pontevedra. Un vecino de la mujer agredida que la escucho pedir socorro, alertó a la Policía Nacional que se personó en la calle Estrada, lugar de los hechos, sobre las 11 horas.

Cuando llegaron, comprobaron que en el interior de la vivienda, un hombre mantenía encerrada a su pareja y se negaba a abrir la puerta.

La policía tuvo que dar aviso a los bomberos para que procedieran a la apertura de la vivienda, finalmente no fue necesaria su intervención, el agresor accedió a las peticiones de los funcionarios de comisaría que lo detuvieron como presunto autor de violencia de género, dado que había agredido a la mujer que tuvo que ser trasladada a un centro sanitario

Gemma Bravo
Gemma Bravo, cacereña de 43 años residente en Madrid. En la actualidad es responsable de feminismo del PCM en Carabanchel.