Compartir

La presión a la que las personas nos vemos sometidas diariamente, por el simple hecho de vivir dentro de la sociedad occidental, despierta efectos en la psique de consecuencias nefastas para el desarrollo normal de nuestra  vida. Elementos que, en principio, la naturaleza nos proporcionó como mecanismo defensivo se transforman ahora en enfermedad, incapacitando al individuo en el desarrollo habitual de sus habilidades.

La ansiedad es ese sistema natural de alerta, ante situaciones consideradas de peligro o amenazantes, que se da en todas las personas por ser adaptativo, para mejorar el rendimiento y la capacidad de anticipación y de respuesta. Un sistema que nos mantuvo a salvo en las primeras edades del hombre pero que, en la actualidad, como decimos, por las variaciones que ha sufrido nuestro entorno, este mecanismo de defensa se ve alterado en su funcionamiento, produciendo problemas más o menos graves en nuestra salud.

Si quieres conocer a fondo este tema y saber reconocer cuáles son los síntomas de ansiedad, te proponemos que entres en el enlace reseñado, que forma parte de la web especializada vivirsinansiedad.org, donde, entre otra información útil, vas a aprender a saber cómo controlar la ansiedad.

Esta página es tremendamente útil. Además, para ser consciente de que tenemos este problema, o que estamos en predisposición de caer en él y poder evitarlo, tenemos que informarnos de qué factores nos predisponen (factores biológicos, de personalidad, estilos de vida y factores de aprendizaje) y cuáles los desencadenan (situaciones o acontecimientos que nos sobrepasan o desbordan, experiencias vitales de consecuencias graves o que exigen tiempos largos de adaptación, obstáculos para conseguir logros y metas propuestas, el consumo de estimulantes…) así como reconocer qué es lo que lo hace mantenerse en el tiempo (el miedo al propio miedo, la pérdida de condiciones o facultades, las soluciones que resultan negativas o contraproducentes, la creación de fobias, etc.),

Para cada causa, un tratamiento

Como hemos visto, uno  los posibles desencadenantes que producen ansiedad es el encuentro con obstáculos que nos impiden alcanzar nuestros objetivos y metas. Si además se le une alguna enfermedad que necesite largos tiempos de adaptación, como puede ser el caso de unas artritis, nos encontramos ante las puertas de una más que  posible ansiedad generalizada.

Para este ejemplo, igual que como para cualquier otro caso, deberemos ponernos manos a la obra y buscar las formas de superar la crisis que nos aboca a ese estado anímico que nos bloquea y nos impide llevar una vida normal.  Y debemos hacerlo de una forma activa y rápida, para no dar tiempo a que estos mecanismos desestabilicen por completo nuestra forma de vida.

Valga como ejemplo el de la curación de la artritis reumatoide tratamiento natural para entender que existen soluciones capaces de afrontar con efectividad cualquier problema, para  que nos ayude a evitar esa caída en la ansiedad. Podemos encontrar soluciones tan prácticas y divertidas como la adquisición de una sauna portátil para tratar esta dolencia y, con ello, no sólo curar la artritis, sino proporcionar salud y bienestar a nuestra vida, aportandonos una pequeña dosis de felicidad, que es la mejor arma para combatir todo tipo de ansiedad.

La salud, el escudo natural para evitar los males de la psique.

Y es que está suficientemente comprobado que no hay mejor barrera, ni mayor protección, que mantener un cuerpo en buenas condiciones físicas para evitar la entrada de estos males psicológicos. Un organismo que practica ejercicio físico diario produce endorfinas que, como sabemos, son las hormonas que producen los estados de felicidad, y ya hemos nombrado la importancia de ser felices para combatir enfermedades como la ansiedad, pero también la apatía, el estrés y todas aquellas derivadas del modo de vida moderno y occidental.

Otro motivo es que en deportes como correr, el cerebro se hace más fuerte, al enfrentarse diariamente al reto de superar marcas personales y a establecerse objetivos que poco a poco van cayendo. Este ejercicio mental que acompaña al runner es importantísimo para dar fortaleza y capacidad a nuestro cerebro, que superará sin esfuerzo cualquier posible recaída. 

Correr es un ejercicio que vigoriza cuerpo y mente por igual, por eso lo aconsejamos sin dilación. Si es tu deseo fortalecerte física y anímicamente con la práctica de este deporte, te invitamos a que entres en la página web  http://runneer.es, especialista en todo lo concerniente al corredor de fondo. Entra en esta página para hacerte con valiosos consejos para running, para los que empiezan de cero y para los grandes profesionales y con el mejor equipamiento para runners, con las mejores ofertas.

Pero también es un hecho indiscutible que para reforzar nuestro organismo, elegir la alimentación más adecuada es un valor fundamental. Y es que, volviendo al principio de este artículo, en el que hacíamos referencia al modo de vida al que nos hemos sometido los habitantes del llamado primer mundo, la alimentación sana y natural ha sido sustituida por una serie de productos con poco valor energético, con pocos ingredientes nutricionales y con un exceso de químicos que, más temprano que tarde, terminan pasando factura a nuestro organismo, debilitándolo.

Por esto debemos elegir una dieta que recupere el valor natural de lo que comemos. Una dieta saludable para adelgazar, pero que a su vez nos proporcione los nutrientes necesarios para tener una alimentación completa y equilibrada, alejada de tóxicos perjudiciales para nuestra salud. Una dieta que se base en alimentos sanos no procesados, como es la dieta paleolitica, en referencia precisamente al tipo de alimentos sanos y ecológicos que tomaban nuestros ancestros, limpios de todo elemento ajeno a la propia naturaleza.

Esta dieta elimina de raíz esos productos, como aceites, grasa, harinas o azúcares refinados, que son responsables directos de enfermedades como la diabetes, la obesidad o incluso algunos casos de cánceres, y los sustituye por los alimentos clásicos de aquellos primeros nómadas, cazadores recolectores que crearon la raza de hombres fuertes, que logró sobrevivir durante aquella época tan dura y exigente.

Con este tipo de alimentación y una rutina de ejercicios diaria, las puertas a las enfermedades psicológicas de la edad moderna se mantendrán cerradas con facilidad y la puerta hacia una vida larga, feliz y natural, abiertas de par en par. Con un cuerpo sano y fuerte, el cerebro encontrará la manera de trabajar con menos esfuerzo, eliminando barreras y muros sin apenas esfuerzo.

Israel Guerra
Escritor profesional, autor de novela, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.