Sociedad

Tipologías de divorcio: todo lo que debes saber según tus circunstancias

09/01/2023
Foto del avatar

author:

Tipologías de divorcio: todo lo que debes saber según tus circunstancias

Más allá de la decisión de llevar a cabo un divorcio, hay que tener distintos aspectos en cuenta, como la postura de los dos interesados, los bienes en común, el régimen matrimonial en que se unieron, si tienen hijos, y todas las posibilidades y peculiaridades de cada pareja.

A continuación veremos los distintos tipos de divorcio que se encuentran vigentes actualmente según la legalidad y los aspectos concretos que ofrece cada uno de ellos.

Tipos de divorcios

Actualmente, existen tres tipos de divorcio, que resumimos a continuación.

El divorcio express Vic es la modalidad de divorcio más recomendable cuando ambos cónyuges están de acuerdo con la decisión, y quieren tomar una vía rápida y económica. El principal beneficio es que tan solo se precisa un abogado de familia para ambos cónyuges, que puede mediar para llegar a un acuerdo, lo que en estos casos suele estar ya aclarado. También es un procedimiento rápido, que puede durar cuestión de días, ya que todo se decide y se firman los documentos en el mismo día de la cita con el abogado. Solo habrá que esperar unos días para que un juez confirme la sentencia, y con ello, valide el divorcio a expensas legales.

Muy similar es el divorcio de mutuo acuerdo, en tanto que ambos cónyuges aceptan las peticiones propuestas y es una actividad rápida donde no se entra en juicios ni negociaciones entre abogados, ya que en este caso, ambos cuentan con el mismo especialista en derecho de familia.

A diferencia de los anteriores, en el divorcio contencioso, los cónyuges no han llegado a un acuerdo, ya sea por desacuerdo en el deseo de querer divorciarse, o bien, porque no les parecen bien las condiciones y los repartos ofrecidos por los abogados. En este caso, cada cónyuge cuenta con su propio abogado, ya que se trata de la parte mediadora que tratará de beneficiar a su cliente para llegar al acuerdo que este acepte y considere justo. Por ello, se trata de un tipo de divorcio más caro, ya que cada parte interesada deberá correr con el gasto de su abogado, y en el caso de que no se llegue a un acuerdo y se celebre un juicio, la parte que pierda el juicio, además, deberá hacerse cargo de los gastos del mismo.

Qué se debe tener en cuenta a la hora de llevar a cabo un divorcio

Hay varios factores que se deben analizar y tener en cuenta a la hora de proceder con un divorcio.

En primer lugar, si la pareja tiene hijos menores de edad, es importante decidir quién tendrá la custodia principal y cómo se repartirá el tiempo con el otro progenitor, así como quién se encarga de la manutención, y el reparto del tiempo libre y los fines de semana para ambos progenitores con sus hijos.

También, hay que tener en cuenta la manutención, tanto de los hijos como de uno de los cónyuges, si uno de ellos dependía económicamente del otro, por lo que se podrá solicitar una pensión alimenticia con la que subsanar las pérdidas económicas derivadas del divorcio para la vida de los cónyuges.

Por otro lado, se deberá atender cada caso dependiendo del régimen matrimonial entre los cónyuges. En el caso del régimen de gananciales, se dictará que todos los bienes adquiridos por la pareja corresponderán a partes iguales a ambos miembros, por lo que estos se dividirán a partes iguales, independientemente de quién sea el propietario. La otra opción es la separación de bienes, donde cada cónyuge es propietario de los bienes que adquirió bajo su nombre, y no han de dividirlos tras el divorcio.

Estos son algunos de los aspectos principales, pero que no deben olvidarse, debido a su gran importancia en el proceso del divorcio. Todos estos datos serán explicados por el abogado, quien aconsejará sobre cuál es la mejor opción según la situación y llevará a cabo los procedimientos necesarios para que el divorcio sea lo más llevadero y justo posible.