Las mejores claves para ahorrar en la factura de la luz

In Sociedad
febrero 24, 2023

La factura de la luz se ha convertido en el mayor enemigo de muchos hogares y familias. Las subidas de los precios y la inflación han supuesto el cóctel ideal para que el total a pagar mes a mes por el consumo energético crezca como nunca. ¿Existe una forma de contrarrestar este problema? Lo cierto es que sí, y todo radica en saber gestionar mejor los aparatos de casa.

Vamos a darte las mejores claves para ahorrar en la factura de la luz. Una serie de consejos indispensables con los que conseguirás pagar mucho menos y poder dedicar ese dinero a otras cosas. Eso sí, no va a ser fácil. Vas a tener que dedicarle tiempo y ganas.

¿Cómo pagar menos por la factura de la luz?

No existe un truco mágico para reducir el importe a pagar en la factura de la luz. La única forma de hacerlo es introduciendo pequeños pero importantes hábitos en nuestro día a día que afectan, sobre todo, a cómo usamos los aparatos y electrodomésticos que usamos. Bien es cierto que el punto de partida es escoger la tarifa adecuada, pero, dejando eso a un lado, el resto depende de nosotros y de nuestra vida cotidiana.

Pero no vamos a adelantar más acontecimientos. Queremos ayudarte a ahorrar al máximo en la factura de la luz, y estos consejos que tienes aquí son exactamente lo que te va a permitir conseguir ese ahorro. Necesitarás tiempo y cambiar algunas cosas, pero ten por seguro que obtendrás muy buenos resultados.

Compara las tarifas de las eléctricas

Cada cierto tiempo, las empresas responsables de suministrar energía hacen cambios en sus tarifas, lanzan ofertas o simplemente establecen nuevas opciones que puedan ser más o menos económicas. Por eso, te conviene siempre echar un vistazo y comparar lo que ofrece el mercado. Para esto, no hay nada como usar un buen comparador de tarifas de luz.

Gracias a esta herramienta online, puedes ver de un sencillo vistazo qué ofrece cada empresa que opere en tu zona y valorar así cuál es la opción que más te conviene. Mira todos los detalles de cada tarifa, compara precios, aspectos como la potencia contratada, posibles descuentos, precio del kilovatio por hora y todo lo que afecta al montante a pagar mes a mes. Si puedes, echa un vistazo cada año para comprobar si hay nuevas opciones que te puedan interesar más.

Gestiona bien los electrodomésticos que usas

Hay electrodomésticos que consumen mucho más que otros, es algo totalmente lógico. Debes tener esto en cuenta para aprender a gestionar bien lo que usas, para hacer un uso eficiente de tus electrodomésticos. Tienes que intentar usar menos los electrodomésticos que más consumen o, si tienes una tarifa por discriminación horaria o con tramos gratuitos, usarlo solo en esos momentos.

Puede parecer una misión imposible, pero si sabes aprovechar al máximo las horas de luz natural, instalas temporizadores en tus enchufes y controlas bien las franjas horarias, ahorrarás muchísimo dinero en tu factura. Garantizado.

Apuesta por los electrodomésticos más eficientes

Hemos hablado de gestionar bien el uso de los electrodomésticos que consumen más o menos, y esto también guarda cierta relación con la eficiencia energética de los mismos. Echa un vistazo a la categoría a la que pertenece cada uno y comprueba si puedes comprar un modelo que sea más eficiente. Sí, tendrás que pagar más, pero el resultado es algo que se va notando a largo plazo.

Y es que, dejando a un lado la inversión inicial, estos electrodomésticos van a hacer que consumas menos energía eléctrica y, por lo tanto, acabes pagando menos en la factura. Con el paso de los años, ese ahorro cubrirá con creces el gasto en el o los electrodomésticos, así que sales ganando sí o sí.

Desenchufa lo que no uses

Es un error que todo el mundo comete, y que se puede llevar más del 10% de la factura de la luz anual. Desenchufa todo electrodoméstico o aparato que no estés usando y que pueda desconectarse. Sean televisores, sean consolas, sean cargadores, radiadores, microondas… Todo esto debe desconectarse de la corriente para evitar el modo standby que, aunque poco, sigue consumiendo energía.

Una muy buena forma de ayudar en este frente es conectándolos a regletas. Así, basta con pulsar el interruptor de la regleta para que deje de permitir el paso de corriente y, por tanto, no haya consumo alguno. Fácil, ¿verdad?

Esperamos que hayas tomado nota de todo y, sobre todo, que lo pongas en práctica cuanto antes. Con estas recomendaciones, podrás reducir muchísimo el consumo energético, como también optimizar al máximo tu tarifa para conseguir el equilibrio perfecto. Esta combinación es la ideal para conseguir el resultado deseado, que no es otro que poder ahorrar más dinero al tener que pagar menos luz. Algo que, dados los tiempos que corren, se ha vuelto más necesario que nunca.

Foto del avatar
/ Published posts: 1283

Escritor profesional, autor de novela, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.