1749 views 4 mins 0 comments

¿Eres autónomo? Conoce qué debes saber sobre la declaración de la renta

In Sociedad
junio 12, 2023

Todos los años, y en conformidad con lo establecido en el Artículo 31 de la Constitución, se debe pagar el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF).

La evasión de este tributo puede acarrear multas de gran valor, pues es de obligatoriedad en quienes tengan actividad económica superior a los 22 000 euros. Para cumplir con este requisito, puede ser recomendable solicitar algún tipo de asesoría jurídica online, sobre todo cuando se es autónomo. ¿Por qué?

Autónomos que deben pagar el IRPF

El IRPF que deben declarar los autónomos se impone sobre el rendimiento económico de sus actividades comerciales. Es decir, el pago de este impuesto se calcula en función de los ingresos que haya generado el autónomo, sus gastos y las inversiones que se hubieren realizado durante el período a declarar.

Hasta el 30 de junio de 2023 se podrá presentar de forma online la declaración de la renta. Los autónomos que hayan ganado más de 22 000 euros anuales durante el año fiscal deben realizar este proceso. Por otro lado, quienes poseen un ingreso, como autónomo, menor a 1000 euros anuales, estarán exentos de cumplir con este requisito.

Para los autónomos, el IRPF es de carácter progresivo; es decir, a medida que se obtenga mayor rentabilidad, mayor carga fiscal se impondrá. Además, este impuesto grava de manera directa sobre los ingresos reales del contribuyente. En términos sencillos, un autónomo que gane más dinero, tendrá la obligación de pagar más al hacer la declaración de la renta.

¿Por qué importan las retenciones del IRPF?

Las retenciones son una especie de adelanto del pago del impuesto IRPF, lo que supone una disminución del valor final que se tendrá que declarar y pagar.

De hecho, si un autónomo ha facturado retenciones en más del 70 %, quedará exento de presentar a la Agencia Tributaria su declaración de la renta. Ahora bien, existen algunas características que se deben considerar sobre las retenciones del IRPF:

  • No todos los profesionales autónomos están en obligación de facturar con retenciones.
  • El porcentaje de retención que se aplica es de 15 %. Sin embargo, los nuevos autónomos deben aplicar, los dos primeros años, un porcentaje de retención del 7 %.
  • Las facturas que se emiten a clientes particulares no llevan retenciones.
  • Quienes ingresarán el dinero de las retenciones son los clientes; por eso, cada autónomo debe procurar solicitar la certificación del ingreso de las retenciones a Hacienda.

Una inadecuada aplicación del porcentaje de retenciones podría generar consecuencias fiscales importantes, sea que la retención incorrecta haya sido por exceso, por ser menos de lo legal o porque no se hayan aplicado las retenciones. Si la Hacienda Pública considera que se ha cometido un perjuicio en contra de la Administración, se pueden imponer multas que van del 50 al 150 % del importe de la declaración de la renta.

Empresas como Gestión Asesora proveen un servicio de gestión fiscal para autónomos y pequeños empresarios. Sus servicios facilitan la tramitación de diversidad de procedimientos como el pago de impuestos, registros de facturas y presentación de modelos de retenciones del IRPF.

Este servicio se complementa con servicios de gestión jurídica, que permiten subsanar cualquier inconveniente relacionado con infracciones fiscales a Hacienda, así que es una gran alternativa para quienes son profesionales autónomos.

Foto del avatar
/ Published posts: 1470

Periodista vasco cuyas historias han abordado todo lo relacionado con el mundo del marketing y las nuevas tecnologías.