Compartir

El correo de Google hoy es el más utilizado. Con una capacidad de hasta 15 Gigas para almacenar archivos, un filtro contra el Spam muy potente y otras funciones como etiquetado o el buscador para hacerte mucho más fácil encontrar un mensaje, es normal que otros servicios similares hayan tenido que trabajar para mejorar. Aún así, Gmail es líder en el uso de email, con más de mil millones de cuentas activas. Unas cifras que colocan a este correo muy por delante del resto.

Activa respuestas predefinidas

Muchas guías de Gmail correo se centran en ayudarte a crear una cuenta nueva, mejorar la seguridad de la contraseña y otros consejos que son bastante útiles. Pero hay trucos que te pueden ayudar a ser más productivo a la hora de usar el correo de Google, como la posibilidad de crear respuestas predefinidas y ahorrar tiempo en enviarlas.

La forma de activar esta función es muy simple. No tienes más que acceder a configuración – labs – respuestas predefinidas y habilitar esta función. Luego, en la caja de mensajes solo tienes que pulsar la flecha que hay junto a la papelera (abajo a la derecha) y seleccionar la opción de Respuestas estándar. Ahí podrás tener todas las que quieras guardadas y etiquetadas por el nombre que hayas puesto a cada una.

Elimina las pestañas que no quieres

Los mensajes que recibes se ordenan automáticamente en 5 pestañas, en función de los parámetros que Google considera que encajan con cada uno. Si no quieres tenerlo así, o hay pestañas que no te interesan, no tienes más que entrar en configuración – recibidos y desmarcar los apartados que no quieres que muestre tu bandeja de entrada. Así de sencillo.

Crea respuestas automáticas

Si te vas de vacaciones y necesitas avisar a la gente de que no estarás disponible, puedes crear una respuesta automática. Solo tienes que buscar esta opción en el apartado general de la configuración (está justo al final del todo).

Elige el día en el que quieres que se envíe la respuesta automática y cuándo termina. Esto último lo puedes dejar en blanco. También puedes elegir que la respuesta solo llegue a tus contactos, para que otros remitentes no sepan que estás fuera.

Esta función también te sirve para agradecer el mensaje y decir que lo atenderás cuando te sea posible. Un detalle que algunos seguro que saben apreciar.

Utiliza Gmail para abrir una cuenta en Facebook

Más que un truco de Gmail, esta es una opción que te permite tener tu cuenta de Facebook vinculada al correo, para recibir notificaciones que te puedan ser de utilidad. Gmail se puede usar para crear una cuenta de Facebook gratis y acceder a las posibilidades que esta red social también te puede ofrecer, aunque este es tema para tratar en otra ocasión.

Deshaz el envío de un correo

Si acabas de mandar un mensaje y te has dado cuenta de que el receptor no es el correcto, o sencillamente te arrepientes de haberlo enviado por alguna razón, con Gmail puedes deshacer el último mensaje que has enviado. Solo necesitas pulsar en la opción que hay junto a la confirmación de envío y será como si no hubiera pasado nada. Eso sí, sólo tienes algunos segundos para hacerlo. Así que si no eres lo suficientemente rápido o sales de la página, no habrá vuelta atrás.

¿Conocías estos trucos para aprovechar el potencial de Gmail? Pues hay más. Solo tienes que pasarte por las opciones de configuración y verás todo lo que el correo de Google te permite hacer.