Todo sobre los préstamos personales de Ibancar que se obtienen con tu coche como garantía

In Sociedad
diciembre 05, 2023

Nunca sabes cuándo puede surgir un problema que afecte a tu economía doméstica. Desafortunadamente, en cualquier momento puede pasar, lo cual dará pie a que necesites ahorros para afrontar la situación. ¿Qué pasa si no es tu caso?

En la actualidad, son numerosas las compañías crediticias que existen y que pueden proporcionarte diversas soluciones. Algunas exigen bastante papeleo y los requisitos son numerosos, pero hoy hablaremos de unos préstamos con los que ocurre todo lo contrario. Nos referimos a los de Ibancar.

Los créditos de esta compañía tienen una particularidad: tu coche pasa a ser la garantía de devolución de la cantidad recibida. Seguidamente profundizaremos en los diversos aspectos positivos que han dado pie a que se convierta en un producto financiero muy demandado en todo el territorio español.

Adiós a los empeños de coches

Quizá hayas pensado que, si el coche actúa como si de una garantía se tratase, esto significa que tienes que empeñar el automóvil. Afortunadamente no es así. De hecho, continuarás siendo el titular del vehículo. Tampoco te verás obligado a abonar ni un solo euro por hacer uso de él con tal de realizar trayectos, olvidándote adicionalmente de los rentings y los empeños.

En definitiva, tú serás el único propietario del coche. El trámite en el que profundizaremos más adelante es realizable sin remitir la documentación original del vehículo, por lo que tendrás la posibilidad de continuar conduciéndolo sin ningún tipo de limitación o prohibición.

Ibancar, como empresa crediticia que te concede un préstamo, solo considera el coche como una garantía. Así pues, es comprensible que sí exista una norma que ha de ser aplicada en todos los casos: no es posible tramitar la venta del automóvil si el crédito obtenido todavía está activo, así como tampoco enajenarlo, alquilarlo u ofrecerlo como aval/garantía.

Es destacable que en tiempos anteriores, obtener dinero rápidamente se convertía en una quimera. Podía hacerse, sí, pero empeñando el coche. Afortunadamente, Ibancar surgió con el objetivo de cambiar por completo el ámbito crediticio y facilitar la obtención de préstamos a los usuarios que los necesitasen.

Posibilidad de obtener hasta 6.000€

¿Recuerdas que en el primer párrafo hemos hecho referencia a los imprevistos económicos? Son muy numerosos y variados los que pueden surgir, como la rotura del motor de un frigorífico que implique comprar un electrodoméstico nuevo, o el hecho de recurrir a un cerrajero de urgencia en plena Navidad porque, al ir a casa de tus familiares, te has dejado las llaves dentro de casa.

Este tipo de imprevistos y otros similares casi nunca superan el máximo de dinero obtenible con Ibancar. La cifra total es de 6.000€, así que indistintamente del contratiempo al que debas hacer frente o incluso si tienes en mente disfrutar de unas merecidas vacaciones, podrás permitírtelo.

Es extremadamente fácil solicitar y obtener el crédito con el coche como garantía 

Con Ibancar no solo es fácil conseguir el crédito, sino también muy rápido. No tendrás que salir de casa para nada. En la cuenta bancaria que indiques obtendrás la inyección de liquidez, concretamente el mismo día en que tramites la solicitud. A partir de ese primer día ya podrás amortizar.

¿Cuál es el proceso a realizar? Simplemente rellena la solicitud en tan solo un minuto. Te sorprenderá lo rápido que se te hará llegar la propuesta de préstamo, el cual ya estará preaprobado.

A continuación, envía la documentación solicitada vía web o por WhatsApp. En concreto, se trata de 5 fotografías del coche: delantera, trasera, laterales y cuentakilómetros con el DNI. A su vez, requerirás la ficha técnica escaneada, una foto selfie con Documento Nacional de Identidad, el mismo DNI por las dos caras, la última nómina, pensión o los datos relacionados con tu actividad como autónomo.

Todos estos documentos son validados en un tiempo récord. Ese mismo día te hacen llegar el contrato que debes firmar. Tras hacerlo, la transferencia se lleva a cabo al instante. Antes de que termine la jornada, ya dispondrás de la inyección de liquidez en tu cuenta bancaria.

Pedir un crédito proporciona muchas ventajas si lo haces con Ibancar

En primer lugar, es destacable que si quieres cancelar el crédito, nada te impedirá hacerlo, sea cual sea el instante que elijas para llevar a cabo dicha operación. A su vez, tendrás cinco días de cortesía con tal de hacer frente a la cuota que deberás pagar.

Cada usuario puede elegir una fecha para pagar. Adicionalmente, se pueden pedir varios meses de carencia. Así pues, las facilidades para pagar son máximas. En caso de que a pesar de ello no sea viable pagar el préstamo, se puede optar por el servicio de venta del coche. Por otra parte, es reseñable que está incluida una revisión técnica anual.

Todos los clientes cuentan con un área personal a través de la que pueden hacer cualquier solicitud. Si les surgen dudas, los gestores asignados a sus casos les proporcionarán la ayuda necesaria.

Foto del avatar
/ Published posts: 1366

Periodista vasco cuyas historias han abordado todo lo relacionado con el mundo del marketing y las nuevas tecnologías.