Compartir

Viacheslav Titiokin en entrevista a “Svobódnaya pressa” | Traducido del ruso por Íñigo Aguirre.

Si Ucrania no lleva a cabo reformas, acabará por tener que “ponerse de rodillas ante Moscú”. A esa conclusión tan paradójica para el actual gobierno de Kiev, llegó el jefe del grupo parlamentario del “Bloque Petró Poroshenko” en la Rada, Yuri Lutsenko.

En palabras de Lutsenko, la coalición parlamentaria estaría retrasando la aplicación de la reformas, algo sin lo que no puede arrancar la economía, y entonces, tarde o temprano, habrá que ponerse de rodillas ante Rusia.

“La coalición se ha contagiado de la enfermedad del populismo griego, y las cabezas huecas generan palabras huecas, que no llenarán las carteras vacías. Se podrá seguir votando cuanto se quiera la ley sobre créditos en divisas, pero los 90 mil millones de grivnas —una suma equiparable al presupuesto de Defensa del país—, no va a salir del aire. Eso no deja de ser populismo puro y simple, una falta de responsabilidad para con el país en general y la gente en particular. Y esto es aplicable a muchas otras leyes”, cita a Lutsenko la agencia “Regnum”. Como bien reflexiona el señor Lutsenko, “es imposible seguir viviendo de los créditos”.

El gobierno ucraniano lleva más de un año haciendo todo lo indecible para distanciarse de Rusia y sin embargo, las declaraciones de Lutsenko, dejando a un lado su componente emocional, significan, que la élite política ucraniana, sigue sin descartar, que habrá de acabar pidiendo ayuda no a los EE.UU. sino a Rusia.

¿Hasta qué punto es factible esa variante, contando con todos los cambios que se han producido tras el derrocamiento de Yanukovich?

Pienso que la posibilidad de desarrollo de los acontecimientos, predicha por Lutsenko, no solo es probable, sino inevitable, —afirma el diputado de la Duma por el PCFR, Viacheslav Titiokin. El actual gobierno de Kiev no solo es antirruso, también es antiucraniano, e incluso por paradójico que suene, antieuropeo.

En el fondo, los actuales gobernantes, actúan siguiendo las órdenes de los Estados Unidos. Y son precisamente los EE.UU. los que están interesados en convertir a Ucrania en una zona de ruina y de caos creciente. Del mismo modo en que están interesados en que la UE termine de desmoronarse o cuando menos renuncie a su independencia en las decisiones relacionadas con la política exterior.

Toda la economía de Ucrania está construida de tal modo, que sin la integración con Rusia, no puede subsistir. Esa es una de las causas de la rebelión en Novorrusia. La gente que vive en Donetsk y Lugansk comprende que la integración con Europa representa la quiebra industrial en sus regiones. Tarde o temprano la realidad económica terminarán por imponerse, y Ucrania deberá nuevamente acercarse a Rusia para levantar su economía. Y no se trata de decir que “Ucrania acabará de rodillas”, sino que simplemente se restablecerá el carácter natural de las relaciones económicas mutuas entre nuestros países. Esto es algo que por cierto también interesa a Rusia. Vean si no cómo en cuanto Kiev ha paralizado la cooperación con nosotros en el ámbito del complejo militar industrial, enseguida nuestro programa de construcción naval se ha “diluido”.

También estamos experimentando grandes dificultades en la construcción de helicópteros, por cuando los motores para nuestros helicópteros se fabricaban en Ucrania. Y eso solo por citar algunos ejemplos destacados.

Fuente: Viacheslav Titiokin es el principal consejero político del presidente del CC del PCFR, G. Ziugánov.

loading...