Compartir

Oleg Soloviov | rusnext.ru | Traducido del ruso por Íñigo Aguirre.

La operación militar que ha comenzado en el este de Alepo fue preparada con antelación. Como consideran expertos militares independientes, fueron los consejeros militares rusos y las tropas de los Spetsnaz, los que se pusieron “manos a la obra”. Es algo que se ve corroborado por las numerosas operaciones que tenían como fin liquidar a los más odiados cabecillas de las bandas armadas, lo que provocó que entre los yihadistas cundiese la desolación y el desánimo.

En las redes sociales, antes de la ofensiva de las unidades del ejército sirio, se informó de la muerte de diez conocidos comandantes. La mayoría de ellos murieron por disparos procedentes de fusiles de francotirador de gran calibre y largo alcance. El resto cayeron víctimas de los misiles de las Fuerzas aeroespaciales de Rusia, mientras conversaban por el móvil o sus teléfonos satelitales, lo que demuestra la utilización de munición dirigida de alta precisión.

Sin embargo, con el comienzo de los combates por los barrios orientales de Alepo esa tendencia se ha mantenido. En los últimos 10 días han llegado informaciones de la muerte de Abdal Hamif Janzhi Ahmad, uno de los cabecillas del “Ejército libre sirio”, de Said Shahabi y Hasem al-Musa, comandantes de la organización “Jabhat al-Shamiyah”, de Omar Muhammad al –Hadzhi, emir del grupo “Harakat Nour al-Din al-Zenki”, del jefe de la filial en Alepo de “harakat ahrar al-sham” , Abu al-Hariz, así como de uno de los líderes militares de “Jabhat Fateh al-Sham”(al-Nusra), Abu al-Magir ash-Sheishani.

Los expertos militares consideran que los éxitos que ha tenido el ejército sirio en una megalópolis industrial, se deben en gran medida al trabajo previo preparatorio de los Spetsnaz rusos. En todas esas acciones es fácilmente reconocible la firma de la “neutralización” de cabecillas de bandas armadas como resultado de las operaciones de las fuerzas especiales.

Además los analistas destacan la excepcionalmente alta precisión de los bombardeos de las Fuerzas aeroespaciales de Rusia, lo que presupone la intervención de expertos en fijación de objetivos, que habitualmente pertenecen a las tropas de élite de los Spetsnaz. Los militares sirios no disponen de cuadros con la preparación requerida para este tipo de tareas, señalan los expertos militares.

A su vez el Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia confirma la presencia de unidades de los Spetsnaz en territorio sirio. Aunque en el ministerio se ciñen a asegurar que los soldados rusos se limitan a ofrecer su experiencia en su papel de asesores militares. Sin embargo el que los Spetsnaz estén tomando parte activa en la realización de operaciones especiales, es algo que confirma el alcalde de Palmira, donde cayese rodeado de terroristas el oficial Alexánder Projorenko, mientras realizaba labores de fijación de objetivos. Del mismo modo que murió en similares circunstancias el oficial Fiodor Zhuravliov, mientras marcaba las coordenadas para los misiles.

Algo más de luz arrojo el comandante de las tropas desplegadas en Siria, el coronel general A. Dvórnikov: “En el territorio de Siria están actuando unidades de unas Fuerzas de operaciones especiales. Cumplen labores de inteligencia en la fijación de objetivos para la aviación rusa, se encargan de dirigir a los aviones a sus objetivos en zonas alejadas y resuelven otras tareas especiales”, señaló el general al ser entrevistado.