Compartir

En este ir y venir de la gente hoy día, muchos se conforman con tener que soñar con amor no correspondido. Bien sea por tranquilidad, conformismo, o escasez de algunos recursos vitales para aspirar a más que eso, las relaciones personales se están basando en un sentimiento encontrado de necesidad de encontrar “algo”, y de deseo de convertir ese “algo” en un ser extraordinario y único. Dos tareas de por sí mal embarcadas, que hacen que llegar a soñar con un amor correspondido sea, cuanto más, inviable.

La inviabilidad del asunto se puede resolver si se tienen en cuenta diversos parámetros no sólo para la búsqueda de candidatos, la aceptación de la pareja o amor actual, y hasta para poner al día todo lo que se ha dejado para mañana por culpa, causa, azar, y efecto, de las relaciones amorosas actuales que impiden dedicarse a lo que de verdad le gustaría estar haciendo en este momento. Porque no está de más aclarar que buscar un amor es buscar un complemento, alguien que mejore aún más la tranquilidad y la paz que ya se tiene. En cambio, si se intenta buscar a alguien para que arregle lo que personalmente no se ha podido arreglar, los problemas comenzarían incluso antes de iniciada una relación.

Desapegarse de lo actual

Desapegarse de lo actual tiene un significado amplio. Para algunos será buscar a un abogado especializado en divorcio barcelona. Para otros, más allá de Barcelona y de trámites de separación, se trata de desapegarse de las dudas, miedos y de todo lo que impide tener claridad para iniciar una nueva relación, o para tener la voluntad de aceptar que la relación actual no está conduciendo a ningún lado.

Desapegarse es un acto de fe, de voluntad. Cuando se practica el desapego, no necesariamente se debe conocer el resultado. Lo usual es practicarlo sabiendo que lo importante es el método, y no los objetivos. Saber valorar lo que se tiene, y darle una ponderación exacta, es el primer paso para saber dejar de lado lo que está obstaculizando la vida diaria, en lugar de potenciarla a ser mejor.

Y se vuelve a caer irremediablemente en el término del conformismo. Bien sea por marañas de coincidencias o por ser la única explicación lógica. Cuando se aprende a no conformarse, a aborrecer el conformismo por sobre todas las cosas, se entenderá de una vez por todas qué es lo que se quiere.

Pensar bien en qué se está buscando

Las artes amatorias son, ante todo, un arte en todos los sentidos. Es decir, no hay reglas escritas que beneficien universalmente a todos los que quieren buscar, ni a todos los que pretenden encontrar. El arte se basa en la exploración, la inventiva, el ingenio, la aceptación y la creatividad. Mientras más y mejor se usen todos esos criterios, mejores resultados se tendrán.

Buscar una pareja no es cosa de un día, ni una decisión que se deba tomar a la ligera. Tener a alguien al lado significa compartir con esa persona el resto de la vida, y la vida es una unidad de tiempo muy extensa, y, tras esto, irremplazable y no renovable en su concesión. Es por ello que antes de comenzar a buscar alocadamente, conviene sentar cabeza y saber qué es lo que se quiere, lo que se pretende, lo que se gustaría encontrar. Después de eso, comenzar a desdeñar qué es lo que se le debe ofrecer a alguien con esas características para que no lo piense dos veces antes de elegir estar contigo.

Porque, no sólo es encontrar a la persona ideal. También es admitir que se debe ser ideal para esa persona, o al menos “dar la talla”.

Posibilidad de usar servicios predictivos

Elementos predictivos. Siempre bienvenidos, sobre todo tras rupturas amorosas complicadas o trabajosas relaciones que parecen no llevar a buen puerto. Expertas videntes y tarotistas, expertas en atención telefónica o cómo se busquen, hay muy buenas profesionales dispuestas a colaborar en la mejora de una relación, y a descubrir cuáles serían las mejores opciones para cada persona. Si todavía se está en una relación, el tarot por teléfono es una gran opción, ya que puede hacer una consulta en apenas 5 o 10 minutos, y desde cualquier lugar. A diferencia de las consultas tradicionales, el tarot por teléfono le permite tener privacidad e inmediatez. Porque dar explicaciones de dónde estaba será muy difícil, y las cosas no harán más que empeorar.

Los servicios de tarot no deben ser asociados con lo ilegal o anti religioso, sino más bien como un apoyo para la toma de decisiones difíciles. Como ya se anunciaba, buscar una pareja no es cosa que resulte sencilla, pero si se cuenta con el apoyo de métodos y opciones, todos los caminos se iluminarán a fin de escoger cuál conviene caminar.

Probar algo sin compromisos ni ataduras

Sobre indicado para personas que ya hayan terminado una relación. Tener relaciones esporádicas o algunas citas sin compromiso puede ser lo ideal tras una ruptura. Volver a comprometerse, en cambio, es lo único no recomendable, ya que las separaciones tienen un costo alto en el aspecto emocional, y ensañarse con alguien no traería beneficios en ningún momento. Se necesitan momentos tranquilos, y usando servicios como miaffaire, por ejemplo, se pueden tener sin necesidad de comprometerse más allá de una noche, de una jornada.

Las relaciones espontáneas que surgen de esto podrían servir de bálsamo, pero también convertirse en una oportunidad más adelante.

Dar el salto a la búsqueda

Tras probar todos los caminos que preceden a la búsqueda de una nueva persona, finalmente convendrá lanzarse al agua, ver, probar nuevamente de las mieles del amor y de las relaciones en pareja. Esta vez, sobre asegurado, previendo todas las situaciones y opciones posibles, a fin de no equivocarse, o de equivocarse en lo mínimo. Después de todo, tras una extensa preparación, de seguro se encontrará a alguien ideal y lo menos que se querrá será perder a esa persona por tonterías, que nunca faltan.

loading...

Escritor galardonado, entrenador personal, experto en interculturalidad y profesor de oradores públicos.