Compartir

Madrid se ha transformado, en los últimos años, en referente europeo en calidad y cantidad de ofertas culturales y actividades de ocio. El conjunto de actividades que se ofrecen a lo largo del año, hace que sea uno de los grandes atractivos para que los turistas elijan esta ciudad como destino vacacional.

Al llegar a la capital de España, el número de conciertos, la calidad de sus exposiciones, los ballets, la amplia cartelera de cine, la exquisita gastronomía junto a su fabulosa vida nocturna,  y un largo etcétera de museos, parques, bares, discotecas y locales con música en directo, no deja tiempo para el aburrimiento, por eso los amantes de la cultura de todo el mundo elijen Madrid.

Por todo esto, a pesar de la crisis, no hay un descenso en la cantidad de turistas que viene buscando esta oferta cultural, sino que aumenta entre un 6 y 10 % anual. Ya que como señalábamos en el párrafo anterior, no sólo se sienten atraídos por el arte de sus museos y su belleza arquitectura, sino que vienen a conocer de primera mano su gastronomía y el ambiente nocturno de bares, pubs, discotecas, tablaos flamencos o salas de concierto.

Dentro de este turismo de visita, cabe destacar la importante fuente de ingresos que supone el ocio familiar, que viene principalmente impulsado por españoles de otras comunidades. Los catalanes, navarros y asturianos son los que más dinero gastan en este ámbito del ocio. Los parques de atracciones se han convertido en un polo de atracción para niños y mayores de todo el terreno nacional.

El ocio nocturno de Madrid

Cabe destacar la fama internacional que está adquiriendo Madrid en cuanto a su actividad nocturna. Con una apertura de los restaurantes, que comienzan alrededor de las nueve, y con una amplia selección de discotecas, que permanecen abiertas hasta altas horas de la madrugada, y los posteriores afterhours, que amplían ese horario y se distribuyen por toda la ciudad, se crea una red de diversión que impulsa esta concepción que se tiene de Madrid de ciudad alegre y festiva.

Como producto turístico, es espectacular el efecto económico que tiene sobre la ciudad, ya que el ocio nocturno es un activo más que notable dentro de este sector. Algo más de 500.000 personas consumen cada semana este tipo de ocio; de ellas, aproximadamente un 30 por ciento, unos 196.000, son turistas nacionales o extranjeros. En la actualidad, existen en la zona algo más de 4.500 locales de ocio entre discotecas, locales de concierto, bares de copas y afterhours. Estos establecimientos emplean a 23.000 trabajadores en la comunidad, lo que supone más del 4 por ciento del PIB regional.

Los conciertos juegan un papel destacado en la llamada de turistas del ocio. Madrid es considerada como la auténtica pionera de la música en directo, con un amplio abanico de salas y estilos donde elegir. Se calcula que se realizan un mínimo de 12.000 conciertos al año, repartidos entre las 49 salas existentes. Suele ser una actividad muy solicitada por los propios residentes, que necesitan de una buena web de conciertos y ocio para estar constantemente informados de esta producción artística.

Las muchas salas de conciertos que existen en Madrid son las que se arriesgan con una producción y una organización de conciertos de lo más variada, para dar cabida a todos los gustos y exigencias de los madrileños. Salas emblemáticas como la Caracol, Copérnico, Clamores o Costello, preparan anualmente su repertorio de contrataciones para hacer de Madrid la capital de la música en directo.

Así mismo, es muy conocida la ocupación de espacios como los estadios Vicente Calderón y Santiago Bernabéu, el Barclaycard Center (Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid) o el Madrid Arena para la organización de eventos musicales de mayor envergadura, como fueron los conciertos de Los Rolling Stones, o One Direction.

Madrid cuna del flamenco

Ya desde principios del siglo XX, se empezó a reconocer a la capital de España como cuna del flamenco, lo que origina que aquí se organicen los mejores espectáculos de este arte.

Y sitios donde elegir y disfrutar de los tablaos flamencos hay, sobre todo teniendo en cuenta que anualmente alrededor de unas 400.000 personas acuden a estos espacios culturales de tradición, siendo esto un elemento diferenciador de gran calidad de Madrid a nivel turístico y cultural.

Locales como el Corral de la Morería, Casa Patas, Villa Rosa, el Corral de la Pacheca, Arco de Cuchilleros, Las Tablas, Torres Bermejas, Café de Chinitas, Las Carboneras, etc., brindan la oportunidad de realizar una ruta de historia y de arte dentro del mundo del flamenco, pero también de la España más castiza y tradicional.

Israel Guerra
Escritor profesional, autor de novela, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.