Compartir

Nadie puede parar las nuevas tendencias en lo relativo a los sistemas de comunicación, poco o nada que decir sobre la mejora en los métodos actuales que empleamos los ciudadanos para mantenernos informados. Grandes son las diferencias entre las formas actuales de acceder a la información y las tradicionales de hace apenas tres décadas. La información digital ya es algo más de tres millones de veces superior a la impresa.

La información digital suma ya 161 millones de gigabytes, que usando un símil comparativo, es tres millones de veces todo lo escrito en libros y, usando un comparativo visual, equivaldría a 12 pilas de libros que cubrieran la distancia desde la Tierra al Sol. No solo eso, el crecimiento exponencial de esta cantidad de información asegura que tan solo en tres años, esta cifra se multiplicará por seis, llegando hasta los 988.000 millones de gigabytes. Toda esta espectacular  acumulación informativa se debe, como es de suponer, a la acción de internet, con todo su contenido en los formatos de audio, video, fotografía y el contenido de literatura en los periódicos digitales y blogs.

Con toda esta cantidad de datos, lo realmente complicado es elegir el sitio donde reconoces a ciencia cierta que la información que en él encontramos es 100% fidedigna, de nuestro gusto, y no está manipulada ni tergiversada en favor de algún objetivo político o económico. Información pura, bien detallada y descrita y, como decimos, de nuestro interés.

Para encontrar este tipo de diarios, rigurosamente independientes, debemos echar un ojo a la forma que tienen de financiarse, cómo y de dónde proviene el dinero que los hace mantenerse como divulgadores informativos. Si la respuesta es que reciben el dinero gracias a pequeñas empresas por campañas de publicidad, y o por crowdfunding, tendremos muchas opciones de que esa revista ofrezca información con garantías suficientes de independencia.

Otro tipo de noticiarios son aquellos en los que la información no es tanto lo que sucede en el mundo como actualidad generalista, sino con un sentido especializado, ya sean ecológicas, científicas o artísticas, por nombrar algunos de los campos con más seguidores. Es lo que encontramos cuando tenemos la suerte de visitar el periódico de noticias ovacen. Un sitio digital donde la información es de la más alta calidad, enfocándose en aquellas noticias que podemos enmarcar dentro de un contexto social urbanita y facilitándonos acceso tanto a noticias de arquitectura, como de diseño o eficiencia energética. Información útil para aquellas personas que habitan las grandes urbes y quieren estar a la cabeza de las tendencias propias de su modo de vida.

Tiendas online de confianza

Del mismo modo, la cantidad de tiendas que venden sus productos online crece a un ritmo vertiginoso y, aunque la confianza en este tipo de compras va creciendo al mismo ritmo y aceptándose como una forma más de comercio, existen numerosas páginas web que ofrecen un servicio de venta engañoso o incluso podrían considerarse como estafadores.

Para tener la tranquilidad de que el sitio que estamos visitando, interesados en adquirir alguno de sus productos en venta, es de confianza y ofrece las garantías necesarias, debemos efectuar una serie de observaciones dentro de la misma página, pues es esta la que debe darnos la información que nos permita realizar la compra con total fiabilidad.

Pongamos el ejemplo que queremos comprar colchones online para nuestra vivienda, por lo que visitamos una tienda online de colchones, donde tienen abundante oferta colchones para poder elegir el que más nos interesa. Referenciamos esta tienda por tener un buen catálogo de estos y cumplir además con todos los requisitos para que la compra sea 100% segura, con un servicio responsable y unas calidades inmejorables.

Esta página online de venta de colchones que ponemos como ejemplo, tiene factores imprescindibles que demuestran la fiabilidad de la empresa y, por tanto, de su web de venta. Para empezar, tiene claramente visible a pie de página una descripción de quienes están detrás de la web, donde se encuentran, etc. Igualmente, en este caso, en el header de la página existe un teléfono de contacto para poder hablar con alguien real que representa a la empresa. Estos dos factores son vitales para proporcionar seguridad al comprador.

Pero también hay abundante información sobre los productos, calidades, fotografías, precios, características técnicas, etc. En este caso de colchones, la información es extensísima y las fotografías de gran calidad.

En el footer es importante encontrar, y en esta página así lo vemos, detalles como los sellos de confianza y seguridad, la política de protección de datos, información sobre envío y devoluciones, las formas de pago y algo muy importante, y que pocas empresas se arriesgan a poner, a no ser que estén muy seguros de su marca y sus productos, que consiste en abrir una pestaña donde los clientes pueden dejar sus opiniones y recomendaciones.

Esto último es muy reseñable para depositar la confianza necesaria en la tienda por parte de los consumidores, pero también muy valorable por parte de la empresa que escucha, admite y soluciona los problemas sugeridos por estos.

Israel Guerra
Escritor profesional, autor de novela, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.