Compartir

Apenas se rozaban las 22 horas, y mientras en la mayoría de las casas españolas se preparaban las cenas de nochevieja, Matilde Teresa, mujer de 40 años, fue apuñalada por su pareja sentimental, un hombre de 20 años, cuando en mitad de la cena este sacó una navaja.

Matilde, que presentaba cinco heridas de arma blanca en pecho y tórax, fue trasladada al Hospital Gregorio Marañón en estado grave, falleciendo a las pocas horas, ya entrada la madrugada. El presunto asesino fue trasladado hasta el puesto de la Guardia Civil de Arganda del Rey; una vez en las dependencias policiales se comprobó que Matilde ya había puesto una denuncia sobre él, por la que tenía una orden de alejamiento.

El asesino confeso declaró a la policía que acudía a visitar a Matilde frecuentemente, intentando así corresponsabilizar a la víctima de su propio asesinato, aunque familiares directos de Matilde niegan que esto sea así.

Ya entrado el día 1 de enero otra mujer fue asesinada, víctima de violencia machista, en el madrileño distrito de Hortaleza. Una mujer de 25 años de la que no han trascendido más datos. Con signos de haber sido golpeada “caía” después de haber sido empujada, según investigaciones de la policía, desde un cuarto piso del bloque de viviendas en el que residía.

La policía ha detenido a un hombre que se encontraba en el piso en el que ocurrió el asesinato, que ya tenía una orden de alejamiento por maltrato a una compañera de piso de la mujer asesinada.

loading...
Gemma Bravo

Gemma Bravo, cacereña de 43 años residente en Madrid. En la actualidad es responsable de feminismo del PCM en Carabanchel.