Compartir

El mantenimiento de un negocio tipo hostelería, requiere un esfuerzo continuado para que la imagen física del local no deteriore la imagen comercial de la marca. Es un hecho que podemos comprobar por nosotros mismo, que al visitar un bar, un restaurante o un hotel, evaluamos instintivamente las instalaciones, para saber si el lugar es de confianza y sus servicios van a ser los apropiados.

Si vemos que las paredes tienen humedad, el suelo y mesas están sucias o las mesas gastadas y cojas, no duraremos más de lo imprescindible y no volveremos nunca más. La percepción y lo que nos transmita el negocio, va a influir directamente en el sabor de la comida, si es un restaurante, o en el descanso nocturno, si fuera un hotel.

La dejadez de una ventana desmarcada, roturas en los objetos de servicio o  hierros salientes de los quicios de las puertas, dan una idea de lo que puedes encontrar en las comidas, en las copas o en la cama. El mantenimiento de todos los enseres, maquinarias y objetos útiles y decorativos deben estar limpios y en perfecto estado de uso.

Es de gran utilidad poseer un pequeño almacén con objetos de Ferreteria, herrajes para carpintería, herramientas de bricolaje, etc. o bien una ferretería online que sea capaz de suministrar cualquier cosa que se necesite para la correcta y funcional operatividad de todos los objetos útiles, tanto para el servicio y como para la decoración de las instalaciones.

Hay que ser consciente de que el permanecer demasiado tiempo en un mismo lugar de trabajo, el asistir diariamente al mismo ambiente, puede hacer que no nos demos cuenta del deterioro de los enseres, servicio o de la propia instalación, debido al paso del tiempo. Es por ello muy recomendable someter a la clientela a test críticos donde les preguntemos qué mejoraría o cambiaría del ambiente del negocio hostelero en cuestión. Al ser ojos nuevos, siempre suelen ser bastante críticos y acertados, nos darán la oportunidad de descubrir fallos y errores en el servicio y en el local, de los  que no nos percatábamos, simplemente porque nuestros ojos se habían habituado a ellos.

El mobiliario de uso por la clientela, taburetes, sillas, mesas, etc., por estar en continuo trasiego es el que se deteriora antes y el que más repercute en la imagen, buena o mala, que está dando al negocio. Un modelo que aguanta muy bien el paso del tiempo es el de las sillas vintage, que por simular antigüedad soportan bien el paso de los días.

Pero estos objetos que permanecen a la vista de los visitantes, no son sólo los que necesitan de un constante mantenimiento. La base de un negocio de restauración son los consumibles, alimentos que suelen ser perecederos por ser frescos y de temporada. Para que su conservación se prolongue lo máximo posible, elementos como las neveras, las mesas frías y congeladores deben funcionar siempre a su rendimiento más óptimo.

Del mismo modo, el resto de maquinaria para realizar eficientemente el trabajo debe mantenerse limpia y ordenada, siempre en condiciones de funcionamiento. Nunca debe faltar en este tipo de establecimientos, o permanecer fuera de uso, elementos tan importantes como la propia cafetera, las hieleras, las fregadoras, las freidoras, las batidoras, los hornos, los quemadores, la plancha y, en definitiva, toda la maquinaria que hace que una cocina, una barra o los múltiples servicios que ofrece un hotel realicen su función correctamente.

Para que toda esta maquinaria esté siempre en funcionamiento es imprescindible contar con un servicio técnico especializado en este tipo de negocios, rápidos y profesionales, como los que encuentras en la web de repagas. Los clientes de repagas juegan además con la ventaja de que, en esta misma página, hay grandes ofertas para adquirir productos de hostelería, tanto de maquinarias como de mobiliario, de primera y de segunda mano.

Productos imprescindibles relacionados con la cocina, entre los cuales puedes encontrar: planchas a gas y planchas eléctricas, barbacoas a gas, freidoras a gas y eléctricas, soportes de distintas formas, cocinas a gas, baños de maría eléctricos, freidoras profesionales, freidoras industriales, maquinaria de hostelería, lavavajillas industriales, cocinas de sobremesa con armario, sin armario, con y sin horno. En decir, todo tipo de maquinaria de hostelería.

Contar con empresas de este tipo, con más de 45 años de experiencia, aporta un grado de confianza para poder administrar correctamente todo el utilitario que se necesita para el funcionamiento del negocio. Su asesoramiento es esencial para aquellos que se inician en este mundo y, también, para los que adquieren maquinaria nueva y específica para labores propias del oficio.

Tiempo de descanso o de investigación

Que a nadie le quepa duda de que el negocio de la hostelería es de los más duros y sacrificados que existen. Casi con total certeza, podemos decir que los días más duros coincide con los días más festivos para el resto de personas. No hay días festivos para los propietarios o encargados, de hecho, son los días en que más se trabajan.

Pero si estás en este negocio, es porque amas lo que haces, y las horas se pasarán rápidas al disfrutar de tu trabajo. Por eso muchos hosteleros aprovechan las vacaciones para observar y seguir aprendiendo. Nunca dejan de investigar para mejorar su negocio, en servicio, en calidad de presentación o en diseños de nuevas cartas o platos.

Una forma de descubrir nuevas recetas y modos de presentación es viajando  a distintas partes del mundo, buscando hospedajes económicos, como los que se consiguen gracias a la fórmula de negocio de airbnb. Además, si buscas un poco puedes encontrar descuentos para airbnb y ahorrarte aún más en la estancia del viaje.

Con este sistema te podrás alojar en cualquier lugar del mundo, contactando con el propietario de la vivienda o habitación que se alquile, integrándote plenamente en la comunidad del lugar de destino que hayas elegido para pasar las vacaciones, descubriendo su cultura y gastronomía. Esto último, de gran interés para los hosteleros, que aprenderán nuevas recetas y sabores que podrán incluir en sus cartas cuando vuelvan a sus respectivos puestos de trabajo.

Israel Guerra
Escritor profesional, autor de novela, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.