Compartir

Una mujer de 46 años ha sido agredida por su pareja delante de un local de hostelería en la zona de Cuatro Caminos de A Coruña. Al lugar de los hechos acudió una dotación de la policía local. Posteriormente, y después de ser identificadas, según iba para su casa, la golpeó de nuevo en el portal, recibiendo golpes en la cara. Indicó que había sido agredida con anterioridad y que no había denunciado por su situación no regulada.

La hermana, testigo de los hechos, añadió que el agresor, pareja de la víctima, propinó a la víctima un golpe en la nariz y posteriormente otro que la tiró al suelo.

Debido a los golpes se requirió la presencia de una ambulancia del 061, que la trasladó al centro de salud Casa Do Mar. El agresor fue llevado a dependencias policiales y ha quedado en calabozos en espera de pasar a disposición judicial.

Por otra parte, a las 20:47 del viernes una menor avisó al 092 alertando de que su madre estaba siendo agredida por la pareja de esta. A las 20:00 horas la mujer recibió una llamada de su hija que la informó de que el hombre estaba en casa y le obligaba a hacerle la cena. Al llegar a casa, la mujer le recriminó su actitud y él agarró una botella de cristal con intención de golpearla. Posteriormente la arrinconó y le dio varios golpes en la cara, dejando de golpearla cuando vio que la menor llamaba a la policía.

En la vivienda, además de la menor de 13 años, había otros dos niños de 10 y 3 años, que estaban en otra habitación en el momento de la agresión. La víctima de 38 años de edad fue trasladada a la Casa Do Mar, desde donde la derivaron al Hospital Universitario de A Coruña por posible fractura de la nariz. La policía local detuvo al agresor, de 43 años, que fue denunciado de oficio ante el juzgado de guardia por un delito de violencia de género.

Por último, en la mañana del día 6, en la zona de El Ventorrillo, una mujer fue agredida por su ex-marido, que le propinó una bofetada y una patada. Según informa la policía local el agresor se presentó sobre las 6:00 bajo los efectos de estupefacientes para entregar los regalos de reyes a los hijos que tienen en común. Debido a su estado, la mujer le propuso que durmiera un rato en el sofá hasta que los niños se despertaran. Cuando este despierta, comienza una discusión y le pegó una patada y una bofetada, todo esto en presencia de los hijos.

El hombre abandonó la vivienda, no sin antes haber cogido un juego de llaves de la misma. La mujer agredida llamó a la policía local, y mientras esta se encontraba en el piso el agresor se presentó en el portal, supuestamente para devolver las llaves. En ese momento quedó detenido pasando a disposición judicial por un delito de violencia de género

Gemma Bravo
Gemma Bravo, cacereña de 43 años residente en Madrid. En la actualidad es responsable de feminismo del PCM en Carabanchel.