Sociedad 12/01/2023

El Gobierno extiende la bonificación del combustible a los transportistas

A partir del 1 de enero, los conductores particulares dejan de tener la bonificación de los 20 céntimos en cada litro de carburante, bonificación de la que sí se seguirán beneficiando empresas como Transportes Amate, es decir, que ahora se circunscribe solo a los conductores profesionales.

Eso sí, lo cierto es que esta extensión de la bonificación para los transportistas tiene bastante letra pequeña que hay que leer con atención.

El descuento llegará hasta el 30 de junio

Este descuento se ha prorrogado hasta el 30 de junio con dos tramos. Uno que va del 1 de enero al 31 de marzo, en el que será de 20 céntimos por litro, como hasta ahora, y otro desde el 1 de abril al 30 de junio, en el que el descuento baja a la mitad, a 10 céntimos por litro.

Para el gas será aún mayor, de 27 céntimos en el primer periodo y de 14 en el segundo, aunque lo cierto es que esto apenas aporta beneficios a los transportistas, ya que la cantidad de vehículos que circulan con este combustible es anecdótica.

La idea es que solo llegue hasta el verano, pero el Gobierno ha dejado claro que podría seguir a partir del 30 de junio si los precios del combustible no se moderan.

No son descuentos directos

Aquí está el mayor problema para el sector del transporte, el “truco” de las ayudas y por las que muchos profesionales (en especial los autónomos) no están muy contentos con la nueva medida.

Hasta ahora, el descuento se daba justo al repostar, pero eso se ha terminado y habrá que realizar una solicitud de devolución, lo que implica burocracia y esperar por un dinero que puede ser crucial para las empresas más pequeñas.

Así, aquellos que sean beneficiarios del gasóleo profesional obtendrán el descuento por todos los litros consumidos. Se les ingresará en un pago mensual que se hará a mes vencido.

En el caso de aquellos conductores que no sean beneficiarios del diésel profesional, recibirán un único pago a partir del 30 de abril, con independencia de los litros consumidos, ya que será fijo. Por ejemplo, un vehículo de mercancías pesado con una MMA de menos de 7,5 toneladas recibirá 1000 euros, una cantidad que no es suficiente en la mayoría de los casos, pues traducida a litros podría ser lo que gastan en una semana de trabajo.

Las asociaciones de transportistas han recibido bien la medida

A pesar de que este descuento tiene poco que ver con el anterior, que era directo y más beneficioso, parece que las asociaciones mayoritarias de transportistas están contentas con la medida, ya que podrán disfrutar de la bajada del carburante, aunque con algo más de burocracia.

Solo ha protestado la Plataforma del Transporte, de forma muy tímida después de que el paro de noviembre organizado por ellos fuese un fiasco. Desde el Gobierno, han decidido eliminar el descuento de los 20 céntimos al carburante a los conductores, dejándolo solo en el caso de los transportistas, aunque no para todos. Además, ahora no se hará de forma directa, sino que se deberá solicitar.