Sociedad

Mejores alternativas para calentar el agua de la piscina

13/01/2023
Foto del avatar

author:

Mejores alternativas para calentar el agua de la piscina

Hay muchas razones por las que debería calentarse el agua de la piscina. La primera de ellas, es la llegada de la época fría del año, donde la piscina -salvo contadas excepciones- no se podrá utilizar porque el agua estará a muy bajas temperaturas. La segunda razón es porque el clima, durante gran parte del año, no acompaña, y es necesario mantener el agua un poco más caliente.

Para suerte de las personas -y por supuesto, de negocios como los hoteles- hay una serie de alternativas que pueden llegar a ser una solución definitiva para tener una piscina siempre con un clima agradable, con un agua con temperaturas ideales para la diversión y el pleno aprovechamiento. Cada una de estas alternativas puede ser igual de efectiva, aunque cada una tiene sus virtudes y puntos en contra al momento de calentar agua piscinas.

Bombas de calor

Las bombas de calor llevan décadas siendo una de las soluciones ideales para calentar el agua, tanto a niveles domésticos o para el consumo, como también para el tema de calentar el agua de piscinas.

En este caso, la instalación puede ser diferente en caso del fabricante o modelo de bomba de calor utilizado, ya que algunos equipos necesitarán hacer alguna reforma, mientras que otros únicamente se intercalan entre las tuberías y ya están listos para funcionar.

Una de las ventajas de las bombas de calor es que consumen muy poca energía para su funcionamiento, para lo mucho que pueden llegar a producir en lo que a la temperatura del agua se refiere. Así, según estimaciones, una buena bomba de calor puede producir hasta 5 kW de calor para el agua, por cada kW consumido de energía, en una relación más que destacable. Esto es así, porque la mayor parte del calor lo obtienen del aire exterior, en un funcionamiento equiparable a los sistemas de aire acondicionado domésticos.

Calentadores eléctricos

La practicidad es uno de los motivos por los que los calentadores eléctricos son populares hoy día, es decir, que se instalan de forma sencilla entre el filtro de agua y la piscina, con una tubería que ya incluyen al momento de la adquisición.

Existen de distintos modelos, estilos y potencias, siendo esta última el factor diferencial para determinar hasta cuántas dimensiones -en metros cúbicos- pueden calentar en un determinado tiempo. Hay calentadores eléctricos que incluso pueden calentar piscinas de más de 200 metros cúbicos, por lo que es una solución efectiva en casi todos los casos.

Su punto menos destacable es el obvio consumo eléctrico, que en el caso de los más populares, puede llegar a consumir hasta 1 kW por cada kW producido en términos de calor aportado al agua. Los menos eficientes, incluso, pueden consumir más kilovatios que los que suelen devolver en términos de calor, por lo que es algo a tener en cuenta con respecto al uso constante de la piscina y respecto a cómo pueda elevarse el consumo eléctrico de un domicilio, por razón de la utilización del calentador eléctrico de la piscina.

Calentadores solares

Tanto los que se instalan en piscinas a buena altura -para un mejor aprovechamiento-, como los que se instalan en forma de cúpula por encima del área de la piscina, los calentadores solares obtienen toda la energía para funcionar de orígenes renovables. Primero, la energía solar para hacer funcionar el sistema, y segundo, la energía proveniente del calor del aire para calentar el agua. Por esa razón, puede llegar a ser un sistema completamente autónomo y aislado del sistema eléctrico convencional, ahorrando energía en el proceso.

No obstante, no todas las piscinas pueden aprovechar estas soluciones, porque su coste inicial puede ser más elevado, y también porque las condiciones climáticas o de acceso a los rayos del sol durante gran parte del año puede no ser la mejor opción.

Actualmente, hay empresas especializadas en ofrecer soluciones, tanto para calentar el agua de piscinas, como para desinfectar aguas residuales sin productos químicos, así como para calentar el agua caliente sanitaria y demás; por lo que alternativas no van a faltar, tanto para fines domésticos como comerciales.