Cómo ahorrar energía en casa con los vidrios y las calderas

In Sociedad
febrero 10, 2023

La eficiencia energética es algo que se ha dejado de lado mientras la energía era barata, pero que se ha puesto en primer plano en cuanto esta ha subido su precio, hasta hacerlo casi inasumible en el caso de muchas familias.

Una de las formas de ahorrar es mediante el cambio del sistema de calefacción, de manera que la instalacion calderas sabadell (y en todas las ciudades de España) ha tenido un enorme auge este invierno, al igual que ha ocurrido con el cambio de ventanas.

Mejorar las ventanas ayuda mucho a ahorrar energía

En las viviendas, en especial, en las más antiguas, es fácil ver cerramientos de madera muy simples y que ya no están en su mejor momento, pues es un material natural que sufre contracciones, dilataciones, etc.

Esto hace que el aire pase por sus rendijas, algo que se nota mucho más en días con viento, haciendo que las temperaturas internas bajen mucho, y lo mismo ocurre con sus cristales, puesto que si los tocamos nos damos cuenta de que están helados.

No obstante, este caso también se da en casas de construcción más reciente, donde también ocurre eso, puesto que no es raro que se hayan colocado ventanas de aluminio sin rotura de puente térmico, transmitiendo así el calor y el frío al interior de la vivienda, por no hablar de las condensaciones que se producen en sus marcos.

Las ventanas de PVC y las de aluminio con rotura de puente térmico son la solución

A la hora de gastar menos energía, la solución es cambiar las ventanas y poner unas de PVC, un material de baja emisividad, o unas de aluminio con rotura de puente térmico. Son más caras que las “normales”, pero con los precios de la energía que hay en estos momentos se amortizan enseguida, pues no dejan pasar ni el frío ni el calor dentro de la casa, aislándonos del exterior.

Aquí, también son importantes los vidrios, ya que habrá que poner unos gruesos o un doble acristalamiento. Esto se lo podemos pedir a un cristalero barcelona o de los alrededores, con la ventaja de que este tipo de cristales también aíslan del ruido y nos permitirán descansar mejor, pues se atenúa todo lo que ocurre en la calle.

Si vivimos en una zona muy ruidosa, hay vidrios específicos para ello, con soluciones que incluso llegan al triple acristalamiento si tenemos la mala suerte de residir en una calle con locales de ocio nocturno, terrazas y similares.

Las calderas nuevas son mucho más eficientes que las antiguas

Otra forma de ahorrar energía es mediante un cambio de caldera, ya que si la que tenemos es muy antigua gastará demasiado combustible al no poseer las tecnologías actuales, que van buscando que el usuario emplee la menor cantidad de gas o de diésel.

Las calderas de gas son las que menos consumen

Cuando residimos en una zona en la que hay gas ciudad, la manera más eficiente de calentar la vivienda es con una caldera que funcione con este combustible fósil, más económico que el gasoil. Actualmente, hay calderas de condensación que incluso logran extraer el calor de los gases de combustión, por lo que el ahorro a fin de mes será notable si lo comparamos con las calderas de gasoil o con una de gas sin esta tecnología.

En el caso de no poder contar con el gas ciudad, o porque no nos guste este combustible, poner una caldera de gasoil actual también nos puede ahorrar mucho dinero, ya que se fabrican pensando en ser lo más eficientes posible, algo que no pasaba hace unos años cuando el precio del diésel era mucho más bajo.

A la hora de adquirir una, conviene invertir más y buscar aquella que tenga la mejor calificación energética tanto al calentar la vivienda como al producir agua caliente sanitaria, pues, aunque las más eficientes sean más caras, el sobrecoste se amortiza enseguida.

El buen mantenimiento de las calderas también ayuda a gastar menos

Hay situaciones en las que no es necesario realizar un cambio de caldera con la idea de gastar menos, sino que basta con hacerle el mantenimiento adecuado.

Las calderas de gas suelen tener un mejor mantenimiento que las de gasoil, ya que la ley obliga a que sean sometidas a revisiones cada cierto tiempo por lo peligroso que es ese combustible si no se hace un manejo adecuado.

Sin embargo, las de gasóleo se suelen mantener menos, algo que es un error, pues es un combustible bastante sucio para las partes internas de la caldera, de forma que con el paso de los años esta funciona peor y eso se traduce en un mayor consumo de diésel.

Desde hace ya algo más de un año, los precios de los combustibles y de la electricidad están por las nubes, de forma que hay que hacer lo posible para conseguir viviendas más eficientes. Para ello, se pueden poner ventanas y cristales nuevos, además de cambiar la caldera por una más reciente.

Foto del avatar
/ Published posts: 1413

Periodista vasco cuyas historias han abordado todo lo relacionado con el mundo del marketing y las nuevas tecnologías.