1618 views 7 mins 0 comments

¿Qué son las líneas de producción automatizadas en el sector industrial?

In Sociedad
agosto 09, 2023

La evolución tecnológica ha beneficiado a una enorme cantidad de sectores. Uno de los que más lo evidencian es el industrial. Y es que hace décadas era impensable contar con líneas automáticas de producción, pero hoy en día es una realidad. De hecho, cada vez es mayor el número de compañías fabricantes que cuentan con dichos sistemas.

Hoy profundizaremos en ellos, averiguando exactamente qué son. También describiremos las ventajas que proporcionan a las empresas y que impulsan a todo tipo de negocios a decantarse por su implementación. Y no es para menos, puesto que son conscientes de que tarde o temprano el gasto acabará siendo amortizado con creces.

Qué es una línea de producción automatizada

No hay que echar la vista muy atrás para dar con una época en la que, en muchas empresas, había unas cadenas compuestas por cintas hechas de goma. Unos rodillos permitían que diversos elementos fuesen avanzando, siendo los trabajadores de la compañía en cuestión quienes se encargaban de hacer las correspondientes tareas. Generalmente, dichos profesionales se ubicaban a los dos lados y desempeñaban una función a modo de autómatas. Hoy en día, de esto se encargan los robots.

Una línea de producción automatizada opera de manera similar a la que acabamos de describir, pero esas cintas han pasado a ser historia, sustituyéndolas una serie de rodillos que actúan de manera independiente.

Por su parte, los trabajadores ya no son necesarios para estas funciones, puesto que las desempeñan los robots. Dichas máquinas se ven capaces de llevar a cabo multitud de operaciones, siendo una de las más habituales la de dar forma al producto que será comercializado.

No es la única función que tienen los robots de las líneas de producción automatizada. A la lista hay que sumar las de ensamblar las piezas, unirlas para que formen parte de un solo conjunto, contarlas, realizar una organización de las mismas e incluso proceder al empaquetado final del producto.

Si bien es cierto que acabamos de decir que estos robots sustituyen a los trabajadores, esto no significa que las empresas puedan prescindir del personal humano. Ni mucho menos, ya que los negocios siguen necesitando a expertos que realizan varias acciones, resumiéndose una de las más importantes en supervisar las líneas de producción automatizadas.

Por muy buenas que sean -tal como veremos más adelante-, algunas de ellas necesitan de vez en cuando ser ajustadas con tal de continuar con el alto nivel de producción. También puede ser necesario modificar los tiempos u otros aspectos, tareas que sí o sí ha de llevar a cabo un humano.

Hay otras acciones que también debe realizar una persona. Un claro ejemplo es el de controlar la calidad. El objetivo es claro: cerciorarse de que toda la maquinaria que está presente en la línea de producción automatizada ha funcionado correctamente y, por ende, el resultado final está a la altura de las expectativas.

Estas son las ventajas que proporciona a las empresas del sector industrial

Recurriendo a fabricantes maquinaria que ofrecen una buena relación calidad-precio, no es necesario desembolsar una estratosférica cantidad de dinero con tal de automatizar la línea de producción. Sea cual sea la cifra que finalmente haya que pagar para la implementación de la oportuna maquinaria, con el paso del tiempo esa inversión acaba amortizándose. Básicamente esto es fruto de las numerosas ventajas que brinda.

La más importante de todas se resume en un gran aumento tanto de la productividad como de la eficiencia. Se requiere menos tiempo para completar las operaciones que antes exigían una mayor cantidad de horas.

Por otra parte, cuando estas tareas se llevan a cabo, tienen lugar con un porcentaje de errores muy inferior que incluso llega a ser cero en total aplicando los correspondientes ajustes a las máquinas. Así pues, desaparecen por completo los típicos errores humanos que antaño se producían por el simple hecho de acusar el cansancio tras una agotadora jornada de ocho horas realizando constantemente las mismas acciones.

Aquí no termina la lista de ventajas. Por si fuera poco, a nivel de higiene el resultado también es mucho mejor que el que se obtiene si intervienen trabajadores. Aquellas sustancias que pueden contaminar el producto final no están presentes en la línea de producción automatizada. Es por este motivo que, las farmacéuticas y otras empresas como las que pertenecen al ámbito alimenticio, no se lo piensan dos veces a la hora de automatizar sus fábricas. Y es que saben que el nivel de producción será mayor y gozará de un nivel de calidad superior.

Conviene destacar que los avances tecnológicos siguen produciéndose. Es por ello que, a pesar de que hoy en día se sigue necesitando a personas que cubran ciertos puestos como el del control de calidad, poco a poco van surgiendo robots que son capaces de realizar estas tareas que, hasta ahora, solo eran realizables por seres humanos.

Foto del avatar
/ Published posts: 1477

Periodista vasco cuyas historias han abordado todo lo relacionado con el mundo del marketing y las nuevas tecnologías.