Uno de los mejores planes navideños es visitar la hermosa isla de Menorca

In Sociedad
diciembre 05, 2023

Visitar Menorca en navidades para descubrir todo lo que la isla esconde es una de las mejores escapadas que se pueden preparar para unas fechas tan señaladas. Para aquellos que buscan una forma diferente de vivir la Navidad, esta es una opción que llevarán para siempre grabada en la memoria y en el corazón. A continuación, se dan motivos suficientes para descubrir por qué viajar a Menorca en diciembre es una gran idea.

Se acerca la Navidad, un momento ideal para aprovechar los días de vacaciones para realizar una escapada. Hay una isla encantadora que quizás no sea el primer sitio que se venga a la mente para estas fechas, sin embargo, es un gran acierto: Menorca. Y es que esta isla es mucho más que un destino de veraneo, no en vano cuenta con un encanto especial durante la temporada de invierno que solo unos pocos privilegiados han descubierto. La Navidad en Menorca es increíblemente acogedora, con mucha vida en la calle y una gran variedad de actividades para vivir unos días inolvidables.

Para poder recorrerla de una punta a otra, conocer todos sus rincones maravillosos y todo lo que tiene por ofrecer, se recomienda Minurka alquiler de coches en aeropuerto Menorca, empresa local que está todo el año a disposición de sus clientes, ya que muchas otras del sector se encuentran cerradas en invierno. Estos son algunos planes que no pueden dejar de hacerse en unas navidades en este fabuloso rincón mediterráneo.

Mercadillos de Navidad

Visitar los mercadillos navideños forman parte de esas cosas que a todo el mundo le gusta hacer en Navidad. Impregnarse del ambiente tan particular que desprenden, hacer algunas compras… Aunque hay más en la isla, destaca el de la ciudad de Mahón, la más importante, pues posee el mercadillo de navidad más famoso de toda Menorca. En él se van a encontrar todo tipo de productos, desde elementos decorativos, a ropa, artesanía… y una buena selección de la gastronomía local navideña casera.

Senderismo por el Camí de Cavalls

La navidad es una época tan buena como otra cualquiera para realizar alguna práctica deportiva, como en senderismo por el Camí de Cavalls, de hecho, el invierno es la mejor estación para hacerlo. Entre otros motivos, hay mucha menos gente, hace menos calor y los paisajes son realmente hermosos. Por este motivo, para quienes visiten la isla en navidad es más que recomendable recorrer parte o toda la ruta del Camí de Cavalls.

Patinar sobre el hielo

Cada año se instala en el Pabellón Menorca, en la Zona de Bintaufa, una gran pista de patinaje sobre hielo decorada al más puro estilo hollywoodense. Se trata de uno de los planes más divertidos que solo se pueden llevar a cabo en esta época del año y que quedará para siempre como uno de los más hermosos recuerdos.

Disfrutar de alumbrado navideño

Cada lugar cuenta con sus propias costumbres navideñas y, en el caso particular de Menorca, existen los Llumets, unos duendes cuya misión es encender las luces de Navidad en la isla e iluminar las calles durante las fiestas.

Cuenta la leyenda que los llumets son seres bondadosos que viven en el islote de Culo, frente al Puerto de Mahón. Un día les cayó una estrella que les concedió el poder de convertir en luz todo lo que tocan. Es por este motivo que cada navidad van hasta Menorca para poner el alumbrado navideño de todos los pueblos de la isla. En la Plaza de la Constitución de Mahón, el primer domingo de diciembre, se celebra el encendido de luces con música, desfiles y llumets que se descuelgan de la Iglesia de Santa María. Se trata de un espectáculo sin igual que merece la pena ver.

Descubrir la Menorca Británica y la Menorca talaiótica

El dominio británico ejercicio sobre la isla ha dejado una fuerte influencia que se aprecia en las edificaciones, las construcciones y los monumentos. Asimismo, se ha visto influenciada la lengua, la cultura infantil, además de la danza, e incluso la gastronomía.

Las viviendas, por ejemplo, conservan el estilo británico, con miradores o las típicas ventanas de guillotina, y en materia licorera, la ginebra menorquina está elaborada al más puro estilo inglés. En la cocina hay muchas recetas que se han mantenido vivas desde la Menorca Britanica y una visita a la isla en navidades es una excelente oportunidad para descubrir este importante legado.

Asimismo, merece destacarse la Menorca Talaiótica, que ha sido declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO por contar con una de las mayores densidades del mundo de yacimientos arqueológicos prehistóricos en territorio habitado. Se trata de los talayots, taulas o navetas, unas peculiares construcciones megalíticas que se encuentran repartidas por toda la isla.

Estos son solo algunas de las posibilidades que aguardan a los turistas que decidan poner estas navidades rumbo a Menorca, seguro que no defraudará a ningún viajero.

Foto del avatar
/ Published posts: 1260

Escritor profesional, autor de novela, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.