Tribunal supremo condena a mujer por imprudencia grave tras ataque de perro

In Sociedad
julio 11, 2024

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha condenado a una mujer por un delito de imprudencia grave después de que su perro, un American Staffordshire Terrier, agrediera en un parque infantil de Valencia a una niña de 5 años. El perro, suelto y sin bozal, causó heridas en el glúteo de la menor. La acusada deberá pagar una multa de diez meses con una cuota diaria de 6 euros y una indemnización de 5,366 euros a la familia de la niña.

Detalles del caso

La mujer paseaba con su perro sin las debidas precauciones, a pesar de ser consciente de que pertenecía a una raza potencialmente peligrosa. El incidente ocurrió en la plaza Profesor Tierno Galván, donde el perro se abalanzó sobre la niña mientras jugaba con su abuelo. A pesar de los esfuerzos del abuelo para liberar a la niña, fue la dueña quien finalmente logró separar al animal.

El Tribunal Supremo revocó una decisión anterior de la Audiencia Provincial de Valencia que había considerado el incidente como una imprudencia menos grave. El Supremo restableció la sentencia inicial del juzgado de Valencia, que había condenado a la mujer por imprudencia grave con resultado de lesiones, basándose en que la acusada conocía el riesgo que su perro representaba para la integridad física de las personas.

El tribunal argumentó que la normativa administrativa vigente sobre la tenencia de animales potencialmente peligrosos era clara respecto a los riesgos asociados con estas razas. La sentencia, redactada por el presidente de la Sala, Manuel Marchena, destacó que la acusada incumplió las reglas de prudencia básicas y puso en peligro la seguridad pública al no tomar las precauciones necesarias.

A pesar de las afirmaciones de la acusada sobre el carácter afable de su perro y la presentación de pruebas fotográficas, la ley categoriza a ciertas razas como peligrosas debido a sus características físicas y temperamentales. Un veterinario también testificó que, aunque el perro se comportó mansamente en su consulta, su raza requiere precauciones específicas.

El Tribunal Supremo consideró que el ataque a la menor demostraba de manera concluyente el riesgo que representaba el animal, respaldando así la gravedad de la imprudencia cometida por la dueña del perro.

Reacciones y consecuencias

Esta sentencia subraya la responsabilidad de los propietarios de animales de razas potencialmente peligrosas de cumplir con las normativas de seguridad para prevenir incidentes. La decisión del Tribunal Supremo refuerza la importancia de la prudencia en la tenencia de estos animales, considerando el potencial daño que pueden causar si no se manejan adecuadamente.

La resolución del caso pone de relieve la necesidad de una mayor concienciación y cumplimiento de las leyes existentes para garantizar la seguridad pública y evitar futuros ataques de animales potencialmente peligrosos.

Organizaciones de protección animal y derechos de los niños han acogido favorablemente la sentencia, viendo en ella un paso importante para la protección de menores y la responsabilidad en la tenencia de animales. Por otro lado, propietarios de perros de razas catalogadas como peligrosas podrían enfrentar un escrutinio más riguroso y sanciones más severas en caso de incumplimiento de las normativas.

En resumen, el fallo del Tribunal Supremo sirve como un recordatorio contundente de las responsabilidades legales que conlleva la tenencia de animales potencialmente peligrosos y la importancia de seguir estrictamente las regulaciones para prevenir daños y proteger a la comunidad.

Foto del avatar
/ Published posts: 1496

Periodista vasco cuyas historias han abordado todo lo relacionado con el mundo del marketing y las nuevas tecnologías.