Sociedad

Remodelar los baños: cuándo y cómo hacerlo

23/05/2017
Foto del avatar

author:

Remodelar los baños: cuándo y cómo hacerlo

Llega un momento cuando es necesario hacer cambios en la casa. Uno de los lugares de todas las viviendas donde más se aprecia el inclemente paso del tiempo – además de la cocina – es el baño.

Sin embargo, la decisión de remodelarlo no debe ser tomada a la ligera y se deben tener en cuenta varios aspectos como el presupuesto, los trabajos requeridos y los profesionales que se harán cargo del proyecto.

En cualquier remodelación es importante manejar conceptos básicos del trabajo que se quiere hacer para poder comunicarlo lo más claramente posible los profesionales y evitar malentendidos.

La fontanería suele ser el área más golpeada por el tiempo y que en ocasiones es difícil saber que se encuentra en mal estado, por lo cual es recomendable evaluar si ya es hora de cambiarla.

¿Cuándo llegó la hora de cambiar la fontanería?

Cuando se trata de trabajar con tuberías debe hacerse una labor minuciosa. El más simple error podría dejar la casa sin agua, o peor, inundada durante varios días. En España, empresas como RepaExpress tienen fontaneros profesionales que evitan que esto ocurra y a los que se puede contratar directamente entrando a su página web aquí.

Es importante determinar si llegó el momento de contratar a fontaneros profesionales para que se hagan cargo de las reparaciones. Las tuberías deben ser cambiadas, o por lo menos revisadas, si tienen más de 10 años de vida.

Otro aspecto a tener en cuenta es que cumplan con la normativa vigente, lo que quiere decir que si no hay, por ejemplo, llaves de cierre del agua dentro de los baños deben hacerse cambios urgentes debido a que estas son obligatorias para que se pueda aislar la habitación en caso de daños.

También es esencial conocer el material con el que fueron fabricadas, porque si se utilizó plomo o acero galvanizado, pueden corroerse y causar fugas.

También es necesaria la mano de un fontanero profesional cuando se reforma el resto del baño, porque si se cambian los azulejos o la posición de los elementos, como el lavabo, es necesario cambiar también las tuberías con el fin de que más adelante no causen daños por la nueva distribución.

Cambios esenciales en el baño

Según los profesionales del sector, el mantenimiento de los bajantes de agua en los baños es una prioridad que muchos suelen pasar por alto y que debe realizarse cada cierto tiempo. Hacer click para ir a la fuente

Para ello se requiere un grupo de profesionales capacitados para hacerlo sin causar ningún tipo de daño en la fontanería.

También se debe simplificar el recorrido que hacen las tuberías de desagüe y de suministros. Una de las formas de hacerlo es reubicando el inodoro, de manera que quede lo más cerca posible al desagüe que luego traslada los desechos a la fosa séptica.

Si se decide cambiar las tuberías, no se deben escoger materiales como plomo ni acero galvanizado. Tampoco se recomienda combinar acero con cobre porque el proceso de corrosión se ve acelerado en estos casos y el tiempo de vida útil de las tuberías será mucho menor al habitual.

Si se produce una rotura en las tuberías es posible que sea porque estén hechas con alguno de esos materiales propensos a la corrosión, en cuyo caso es necesario contactar con fontaneros urgentes que resuelvan el problema cuanto antes. Para consultar un listado de fontaneros de confianza en España accede a este sitio.

Una de las formas más efectivas de evitar que haya retenciones, roturas y atascos en las tuberías es que exista una pendiente en ellas de un mínimo del 2% de inclinación. Si la caída es menor pueden producirse estos incidentes.

El diámetro de las tuberías también tiene mucho que ver con su funcionamiento. Las tuberías de los baños no deberían ser menores de 20 mm de diámetro. También hay que tener en cuenta que las de diámetros grandes no reducen la presión.

Una de las precauciones que recomiendan los fontaneros profesionales es que las tuberías estén protegidas por un tubo exterior que, por lo general, tiene una forma corrugada que logra evitar la humedad y la condensación.

El sifón también es esencial para mantener el baño en buen estado. Lo ideal es que los puntos de agua – excepto los de la ducha o bañera – se conecten a este punto para que se eviten los malos olores.

Una manera de abaratar los gastos de las reparaciones que puedan ocurrir y de poder detectar una posible fuga, es realizar un techo falso de escayola. Elevando el suelo también se conseguirá mejorar la accesibilidad a la fontanería cuando sea necesario y sin causar demasiados daños.

El último punto importante tiene que ver con la seguridad en el baño. Es fundamental ubicar las tomas de corriente y los puntos de luz a una distancia de más de 2,25 metros por encima de la ducha.

A todos estos consejos hay que sumar las recomendaciones de fontanería de profesionales del sector, que deben tenerse en cuenta antes de realizar cualquier tipo de trabajos en el baño. Pinchando en este link útil se puede acceder a fontaneros autorizados altamente recomendados por la buena reputación que les avala.

Los fontaneros profesionales también se ocupan de otras tareas que pueden hacer el baño mucho más agradable, como la reparación e instalación de calentadores agua, acumuladores y termos eléctricos, descalcificación de las tuberías o montaje de mamparas de baño o duchas.