Sociedad

¿Es rentable compartir piso?

25/07/2017

¿Es rentable compartir piso?

Desde siempre compartir piso o habitaciones es una gran opción para poder vivir en una gran ciudad. Una de las grandes ventajas de tomar esta decisión está relacionado con el dinero, pues compartir un piso, genera un gasto menor. En las principales webs especializadas en el sector inmobiliario, se destacan búsquedas como alquilar un piso compartido en Barcelona o habitaciones libre en viviendas, lo que confirma el enorme auge que existe en esta modalidad de hospedaje.

Como hemos dicho anteriormente, el precio es la razón fundamental para que cientos de miles de personas opten por compartir piso y espacios. Para un gran porcentaje de encuestados que han compartido piso alguna vez, pocos definen la experiencia como algo totalmente satisfactorio.

Compartir piso implica una serie de connotaciones dibujadas en reglas , normas y horarios que para muchas personas puede convertirse en un autentico calvario. Una vez que un usuario comparte un piso, salen a la luz los protocolos de convivencia acordados pare las personas que ya viven en esa casa.

Para un nuevo usuario, solo tiene la posibilidad de acatar dichas normas y comenzar a  pronunciar sus deseos o fobias,  con el fin que puedan ser integradas dentro de este protocolo de convivencia. Tareas de limpieza, la compra, uso y disfrute de estancias… la convivencia puede convertirse en una situación insostenible. Si además unimos el hecho que puedan aparecer problemas de incompatibilidad de caracteres, el resultado puede ser desastroso, tan solo por querer ahorrase un dinero.

Para los expertos en el sector identifican como una tarea fundamental, no solo preocuparse por el precio o por el inmueble en cuestión, además se debe tratar de conocer lo más posible a los integrantes de dicha vivienda. De este modo podemos garantizar cierta compatibilidad que pueda ser muy beneficiosa para el futuro de la convivencia.

Compartir piso puede ser muy rentable si es posible conseguir estar de acuerdo en ciertas características vitales para la convivencia, si no es así puede ser una experiencia muy poco recomendable.