Salud

Las propiedades saludables del espino blanco

23/08/2017

Las propiedades saludables del espino blanco

El uso de remedios naturales para mejorar la salud, ha aumentado en los últimos años. La gente está más interesada en este tipo de remedios y así poder dejar de usar las pastillas de siempre. Los remedios naturales, aunque no todos son seguros, pero la mayoría causan menos estragos en el cuerpo y éste los ingiere mejor. Aunque, quizá, la recuperación pueda resultar algo más lenta, pero no tienen esos temidos efectos secundarios que sí tiene la medicina convencional.

Por estas razones, muchas personas, se han convencido de que es mejor usar remedios caseros para curar ciertas enfermedades. Esto no quita para que, un experto, sea el que nos guíe en las decisiones sobre qué tipo de hierbas tomar dependiendo de la enfermedad que se tenga. Además, hay que considerar, que existen enfermedades que necesitarán de la visita a un médico. Esto no hay que descartarlo. El uso de medicina natural y remedios caseros no quita que, de vez en cuando, se visite al doctor para hacer un chequeo.

Plantas buenas para la salud

En la naturaleza se pueden encontrar muchas plantas que sirven para mejorar la salud. Por ejemplo, el té, la manzanilla o la hierbabuena, son algunas de las plantas más conocidas que se pueden usar como remedios para algunas enfermedades o dolencias. Cada planta dispone de ciertas propiedades que la hacen única y que permiten que, su ingesta, ayuda al cuerpo a tener cierto grado de mejoría cuando uno se encuentra enfermo. Estas eran las plantas que usaban las abuelas antaño como trucos caseros. Todo el mundo en su familia, tiene una receta, al menos, de un remedio casero diseñado por la abuela para conseguir la mejoría de una dolencia.

El uso de plantas puede ayudar a sentirse bien y conocer remedios como el espino blanco y sus propiedades consiguen que nos alejemos un poco de tantas pastillas de las farmacias.

Para qué sirve el espino blanco

El espino blanco, o también llamado majuelo, es una planta que se ha usado en forma de seto para guardar campos y ganado. También se encuentra en bosques. Sus propiedades medicinales lo hacen apto para mejorar el corazón, evitar taquicardias, infartos, mejorar la tensión e incluso es un remedio contra las molestas migrañas que muchas personas sufren.

También ayuda con problemas nerviosos. Aquellas personas que padecen de insomnio y ansiedad pueden beneficiarse de las buenas propiedades que tiene el espino blanco. Con su corteza se puede bajar la temperatura del cuerpo y así conseguir que la fiebre disminuya. Y tiene propiedades astringentes que ayudan contra la diarrea.

Tomar espino blanco para poder empezar a recibir los beneficios de sus propiedades saludables, es muy fácil. El uso de esta planta suele ser en infusión, igual que el té o la manzanilla. Se pueden usar sus flores para preparar unas infusiones. Las flores se pueden encontrar deshidratadas en herbolarios. Así que solo hay que ir a uno y pedir una bolsa. También se pueden encontrar en bolsitas como de té, ya preparadas.

Aunque con las bolsas de té, los beneficios no se notarán tanto como si se hace con las flores, ya sean deshidratadas o frescas, de esta manera es mucho más natural y sus efectos son mejores. Esta planta produce bayas que se pueden comer, aunque quizá su sabor no llegue a ser tan delicioso como el de otro tipo de frutos. Y sus hojas se pueden usar para hacer ensaladas. Tanto los frutos del espino blanco como sus hojas aportan nutrientes y vitaminas que son necesarias para mejorar la salud del organismo. Introducirlas en nuestro menú diario no será difícil y es bueno. Tomar un par de tazas al día ayudará a que la tensión baje.

Lo bueno de la medicina natural es que las plantas no suelen tener nada que pueda ser tóxico para el cuerpo. Pero siempre hay que hablar con expertos en el tema para poder concluir si la ingesta de una planta es buena para nuestra salud. En el caso del espino blanco, hay que tener cuidado si se usa junto con un tratamiento para la hipertensión o para la salud del corazón. Si se están tomando medicamentos para estos casos, lo mejor sería acudir al médico y preguntar si es bueno que se tome este remedio casero o no. Tampoco está indicado durante el embarazo o en los períodos de lactancia, ni dárselo a tomar a niños pequeños.

Medicina natural contra medicina convencional

Muchas personas piensan que la medicina natural es mucho mejor que la convencional. Las recetas naturales para mejorar la salud, tienen muchos beneficios. Al ser naturales no tienen efectos secundarios y el cuerpo digiere mejor sus buenos efectos. Con la medicina convencional, en muchas ocasiones, se toman tratamientos que tienen muchos efectos nocivos, los temidos efectos secundarios, además pueden arreglar una cosa y estropear otra. También el precio tan elevado de algunos tratamientos, hacen que las personas, se interesen más por los remedios naturales.

Que la medicina natural sea buena, no implica, que haya que dejar de ir al médico ante sospechas de enfermedades graves o para hacerse un chequeo de rutina. Hay cosas que la medicina natural por sí misma no puede mejorar. Quizá uno de los mayores inconvenientes de la medicina natural es, que el tratamiento, se tenga que prolongar por más tiempo para poder notar los efectos positivos en la salud. Pero esto no echa para atrás a aquellos que están convencidos de que, lo mejor para el cuerpo, es tomar cosas naturales. Cada uno debe decidir en estos casos.
Pero como ya se ha dicho, no hay que dejar de lado el chequeo de un médico. Y aunque sea medicina natural o remedios caseros que se conozcan, es mejor preguntar a un experto en el tema antes de tomar cualquier cosa.