Compartir

Los campamentos de verano son sin duda una experiencia diferente y muy enriquecedora para los más pequeños de la casa, y es que tienen múltiples alternativas y actividades que realizar a través de las cuales no sólo van a aprender, sino que vivirán momentos diferentes y muy especiales que les empujará a desarrollarse de una forma más efectiva. Básicamente es un modo fantástico de conseguir que se desarrollen a la vez que se divierten, y para coronar las alternativas, en la actualidad también hay una tendencia importante de optar por los campamentos urbanos, otra de las alternativas interesantes con la que nuestros hijos disfrutarán y aprenderán incluso en el resto de estaciones.

Las ventajas de los campamentos de verano

Poco podemos decir acerca de los campamentos de verano que no sepáis ya, y es que se trata de un proyecto veraniego que sin duda ofrece grandes ventajas tanto a padres como a hijos, de manera que, durante muchos años, se ha convertido en una de las mejores alternativas tanto de aprendizaje como de desarrollo personal.

Hay que tener en cuenta en primer lugar que en los campamentos de verano, los pequeños van a empezar a tener una cierta autonomía que no tienen en casa, ya que van a tener que hacerse cada uno lo suyo además de que deberán compartir con sus compañeros desde las opiniones hasta los procesos que se van a llevar a cabo.

Estamos hablando de una convivencia de 24 horas diarias con nuevos amigos que, al principio, serán desconocidos, y esto no sólo les va a ayudar a defender sus intereses e ideales, sino que además también les permite mejorar su capacidad de comunicación así como la toma de decisiones.

A su vez también va a ser consciente de que se encuentra en un sitio en el que tiene la misma importancia que el resto de integrantes del grupo, es decir, ya no ocurre como en casa que pueda ser más o menos mimado o pueda considerarse más o menos el centro de todas las miradas, sino que aquí va a tener que empezar a desarrollarse por su cuenta y a ser consciente de que debe participar si quiere obtener beneficios en la experiencia.

Pero eso sí, en todo momento estamos hablando de un entorno acogedor y siempre controlado por monitores especializados en este tipo de actividades y cuidados incluso de los más pequeños de la casa, con lo cual los padres podremos estar totalmente tranquilos y sobre todo confiar en que durante estos días no sólo se lo van a pasar muy bien sino que además también vivirán experiencias que les ayudarán a conformar una mejor personalidad.

Otros beneficios que va a obtener es el hecho de aumentar su tolerancia y su capacidad de socialización, además de que el hacer nuevas amistades le ayudará a entender que las cosas no son exclusivamente como él las tiene concebidas hasta la fecha, sino que hay distintas opiniones así como distintas posturas en relación con cualquier tipo de tema.

También va a aprender a compartir e incluso a desarrollar su inventiva y su capacidad para buscar cosas con las que entretenerse sin tener que estar dependiendo de forma constante de la tecnología, algo de lo que seguramente pesará demasiado en casa.

A través de estos campamentos podremos comprobar que disfruta de una mejora en la autonomía, aprende a trabajar y colaborar con un equipo, va a conseguir ganar mucha confianza en sí mismo y autoestima, además de que tendrá una mayor capacidad para ayudar a otras personas sin pedir nada a cambio, e incluso a crear cosas nuevas en base a su creatividad.

A su vez también existen otras alternativas interesantes como por ejemplo los campamentos de verano en inglés, una forma fantástica de añadir una nueva mejora a todas las ventajas anteriormente mencionadas, la de poder absorber mucho mejor un idioma que en el futuro le va a ser de mucha utilidad.

Los campamentos urbanos, una alternativa muy interesante

Como podemos observar, los campamentos de verano son una forma excelente de mejorar las capacidades, autoestima, autoconfianza y personalidad de nuestro hijo, y es que lo cierto es que tan sólo presenta ventajas tanto para él como para nosotros, ya que vamos a tener unos días de descanso que no nos van a venir nada mal.

Sin embargo, cuando termina el verano nos encontramos con que nosotros seguimos trabajando, pero nuestros pequeños van teniendo temporadas libres como las vacaciones de Navidad, en Semana Santa, etcétera, de manera que tenemos que empezar a buscar alguien que se encargue de ellos porque en nuestro caso nos resulta imposible.

Aquí es donde entran en acción los campamentos urbanos en Madrid o en cualquier otra comunidad en la que residáis, los cuales están enfocados a ofrecer todo tipo de actividades pero, en esta ocasión, en lugar de desplazarse el niño durante varios días con ese grupo de nuevos amigos, cada día volverá a casa que será donde quedará y descansará.

De esta forma, el tiempo en el que nosotros estemos trabajando y no podamos atenderlo, podremos tener la total seguridad de que estar realizando actividades con las que disfruta y aprende a la vez que también se desarrolla como ocurre con los campamentos de verano.

Básicamente, los campamentos urbanos son un tipo de campamento en el que no pernoctan, sino que lo podríamos definir como un campamento de día, con lo cual vamos a tener la total tranquilidad de que están en las mejores manos a la vez que están sacando un buen partido a estos días de descanso que de otra forma seguramente acabarían desperdiciando frente al teléfono o la videoconsola.

Así que ya sabéis, ahora ya no es necesario esperar al verano para poder disfrutar de los mejores campamentos para nuestros hijos, de manera que os aconsejamos que echéis un vistazo a las distintas alternativas que hay a vuestra disposición ya que os van a resultar muy beneficiosas.

loading...