Compartir

El pasado jueves saltaron todas las alarmas en el hospital Virgen de Arrixaca de Murcia después de que ingresara una niña de 12 aós con una hemorragia y comprobarse que estaba embarazada.

Rápidamente se activó el protocolo y la Guardia Civil del municipio de Fortuna, donde la joven reside, inició una investigación ante la posibilidad de que la menor hubiera sufrido abusos.

Ahora sabemos, tal y como recoge El Ideal de Murcia, que las relaciones fueron consentidas. La joven mantenía relaciones con su novio, un chido de su edad, en torno a los 14 años. Con esta edad no hay delito imputable según el Código Penal.

Un embarazo de estas características puede conllevar muchos riesgos para la joven. Este caso ha vuelto a poner de manifiesto el problema de la precocidad con la que la juventud actual se inicia en las relaciones sexuales y la falta de educación sexual para evitar embarazos no deseados.

loading...