Sociedad

Las piscinas de poliéster y fibra, una alternativa con muchas ventajas

09/02/2018

Las piscinas de poliéster y fibra, una alternativa con muchas ventajas

Si estáis pensando montar una piscina, entonces seguramente estaréis barajando las distintas opciones que tenéis a vuestra disposición, incluyendo los diferentes procesos constructivos y materiales utilizados en la fabricación. Nuestro objetivo en esta ocasión va a ser el de valorar las piscinas de poliéster y fibra, las cuales son un tipo de piscinas prefabricadas que cuenta con algunas características muy ventajosas con respecto al resto de opciones.

Conoce algunas de las principales particularidades de las piscinas prefabricadas

Las piscinas prefabricadas son un tipo de piscina que cada vez está siendo más solicitada, y es que cuenta con algunas características muy interesantes así como ventajas que la hacen más factible en gran parte de las instalaciones.

En cuanto a las particularidades, las piscinas de poliéster son un tipo de piscina que se adapta sin problemas a cualquier tipo de climatología y condición, y de hecho buena muestra de ello es que en la parte norte de Europa como por ejemplo Alemania es el tipo de piscina más solicitada por los usuarios.

Su limpieza es mucho más sencilla y nos evita una buena parte de los gastos en mantenimiento, además de que el proceso de instalación es verdaderamente más rápido, puesto que incluso en menos de cinco días tendremos perfectamente instalada nuestra nueva piscina en el jardín.

Además, reiterando las ventajas en materia de instalación, también hay que tener en cuenta que son piscinas construidas en una única pieza, con lo cual su colocación es mucho más rápida y todo el proceso de instalación es mucho más sencillo a la vez que limpio, evitando buena parte de las molestias que tenemos si optamos por otras alternativas como las piscinas de obra.

Las ventajas de instalar una piscina de poliéster y fibra

En cuanto a las ventajas, hay que tener en cuenta que estamos dando de unas piscinas más económicas, es decir, el coste final a la hora de realizar todo el proceso nos permite ahorrar una buena cantidad de dinero con respecto a las piscinas de obra.

Evidentemente y tal y como hemos comentado antes, la rapidez es uno de sus puntos fuertes, ya que se coloca en un tiempo muy inferior además de que ahorramos una gran cantidad de molestias puesto que se reduce la suciedad, y por supuesto, en el caso de que haya que realizar cualquier tipo de reparación, el proceso también es mucho más simple, rápido, limpio y económico ya que al tratarse de piscinas de fibra, se utilizan resinas de poliéster para cualquier tipo de arreglo que sea necesario.

El coste de mantenimiento también es inferior, y también hay otro aspecto que debemos destacar a favor de este tipo de piscinas que es el hecho de que a la hora de pedir los permisos y tramitar la licencia de obra, vamos a ahorrar un montón de tiempo, esfuerzo y dinero, ya que resulta mucho más fácil y rápido conseguirla, y de hecho, la mayor parte de los casos tampoco vamos a necesitar presentar un proyecto, por lo que evidentemente se trata de una opción que nos ayudará a ahorrar un montón de dinero.

El proceso de construcción de una piscina de poliéster y fibra

Para construir una piscina de poliéster y fibra en primer lugar se procede a demarcar la zona donde va a ir colocada, de manera que se pueda realizar la excavación del terreno que contará con las dimensiones necesarias para posteriormente introducir la piscina.

Antes de dar este paso, es importante garantizar que vamos a colocar la piscina sobre una superficie resistente, y es que no debemos olvidar que, aunque el material de fabricación de la propia piscina es mucho más ligero, al llenarla de agua evidentemente estaremos repartiendo una gran cantidad de toneladas en ese pequeño espacio, con lo cual es necesario realizar una solera de hormigón armado salvo, eso sí, si se trata de una piscina de pocas dimensiones y de escasa profundidad, entonces el reparto es bastante equitativo y por tanto nos podemos ahorrar este paso.

Ahora ya está todo preparado para introducir el vaso de la piscina en el interior del hueco, pero es importante tener en cuenta que lo haremos antes de que el hormigón seque, procediendo a realizar la instalación del motor a la misma vez.

Evidentemente hueco de la piscina es el vaso de la misma, con lo cual ahora tenemos que empezar a rellenar los laterales para lo cual se utiliza mortero y finalmente se coloca una vida a lo largo de todo el perímetro que será fabricada con hormigón.

Evidentemente, si dejamos esto así visualmente no sería demasiado bonito, ya que aunque intentemos realizar una buena terminación, a la vista no logramos un espacio que este adecuadamente adaptado estéticamente, de manera que es el momento de colocar la piedra, que necesite o cualquier otro material que tengamos pensado para la coronación, con lo cual ya no nos queda más que realizar las conexiones de los tubos de PVC que unen el vaso con la depuradora, y se puede comenzar a realizar las pruebas pertinentes que nos ayudarán a asegurarnos de que la depuradora funciona correctamente.

Como podemos observar, el proceso de construcciones muy sencillo y rápido de llevar a cabo, con lo cual en menos de una semana tendremos a nuestra disposición la piscina para comenzar a llenarla y, en apenas unos días, poder disfrutarla junto a nuestros amigos y toda la familia.

Es importante que, si queréis tener la piscina preparada para este verano, empecéis cuanto antes con su construcción, ya que los días van pasando y de hecho también deberemos tratar el agua adecuadamente para poder bañarnos con todas las garantías, con lo cual evidentemente vale la pena empezar a organizarlo todo ya y así poder disfrutar de nuestra piscina desde el primer día en que empiece la temporada de baño.