Sociedad

Julio Ligorria dedica una reflexión al fallecido John McCain

septiembre 11, 2018

Julio Ligorria dedica una reflexión al fallecido John McCain

“Un consistente líder que siempre buscó el consenso en los grandes temas de Estado”. Así definió el exembajador guatemalteco en Norteamérica, Julio Ligorria, al senador estadounidense John McCain, fallecido este 25 de agosto.

Los 60 años que McCain estuvo al servicio a su pueblo, son aplaudidos por el diplomático quien destacó el respaldo del congresista a la política medioambiental y la asistencia social médica, así como su apoyo a los demócratas cuando la ocasión lo ameritó.

A lo largo de su carrera, el senador senior por Arizona, tuvo como bandera sus credenciales conservadoras, siempre saliendo al paso de la batalla; sin embargo, jamás llegó a anteponer sus conveniencias personales por encima de los intereses de su país. Fue impresionante la capacidad de marcar distancia entre la tolda que representaba y su conciencia.

“McCain fue un rebelde que se movió de izquierda a derecha y que apoyó con frecuencia iniciativas que no iban en la línea de su partido”, dijo Ligorria.

Reconocido por líderes mundiales
Esta actitud ganó el respeto de líderes mundiales como el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, quien lo describió como “un gran patriota estadounidense y un gran defensor de Israel (…) -cuyo apoyo al país- surgió de su creencia en la democracia y la libertad”.

Se unieron a las condolencias el presidente de Francia Emmanuel Macron, el primer ministro canadiense Justin James Trudeau y la canciller alemana Angela Merkel, entre otros mandatarios. De hecho el China Daily lo calificó como “el Tritón de la política estadounidense” y “la conciencia” de los republicanos.

Su muerte da paso a la revisión de su vida y el impacto que tuvo, especialmente en una época de inconsistencia en la política; por algo repitió dos veces como congresista y seis como senador.

Sinónimo de constancia y convicción
Ligorria tuvo la oportunidad de conocer y compartir con John McCain en Washington DC, etapa en la que supo que no se trataba de ser solidarios con sus ideas, sino de observar y comprender su conducta.

Aseguró que fue todo un conservador en el plano fiscal, pero en el aspecto militar sobresalió “como un halcón”.

“La búsqueda del acuerdo y el consenso sobrepasando las fronteras ideológicas, la promoción del bien común más allá de cualquier otra consideración, así como el cuidado del débil y el desamparado, caracterizaron a McCain”, indicó Ligorria.

Fue excelso por su invariable constancia y convicción, que lo llevaron a criticar al expresidente George W. Bush por rehusarse a la firma del Tratado de Kioto y al actual presidente, Donald Trump, demostrando que estaba a favor de los inmigrantes e ilegales.

La firmeza del senador
El exembajador de Guatemala enalteció la “caballerosidad y estatura política” de John McCain, aspectos que quedarán asentados en la historia como la diplomacia y firmeza con que respondió durante el debate en que se enfrentó a Barack Obama para los comicios presidenciales del 2008.

Aquella vez -recordó Ligorria- una opositora a Obama cuestionó la candidatura de quien finalmente obtuvo mayoría de votos: “Me da miedo Obama, porque es árabe”, señaló la mujer.

“McCain respondió desde el podio: ‘Señora, usted se equivoca. Mi contrincante es americano, una persona decente y un buen hombre de familia con el que tengo algunas discrepancias sobre asuntos fundamentales”, precisó Ligorria.

Gran figura de la política estadounidense
Acentuó que justamente ese temple hizo de McCain un ser humano digno, siempre concentrado en mejorar la vida de los demás.

Ligorria manifestó su pesar a los familiares, pero sobre todo expresó su respeto a ellos y al propio John McCain, una de las máximas figuras políticas norteamericanas y republicana de los últimos tiempos, quien dejó este mundo a los 81 años.

Comentarios