Tecnología

Posicionamiento SEO y SEM: ¿qué son y para qué sirven?

13/02/2020

Posicionamiento SEO y SEM: ¿qué son y para qué sirven?

El marketing digital es cada vez más popular entre las empresas que se esfuerzan por captar mayor cantidad de potenciales clientes en la red. El uso estratégico de las distintas herramientas disponibles se ha convertido en el factor determinante del éxito de estas campañas, por lo que es fundamental distinguir en qué consisten cada una de ellas y para qué sirven.

SEO y SEM son dos estrategias que se complementan

El posicionamiento SEO y SEM son las principales estrategias que se utilizan en el marketing digital para aumentar la visibilidad de una página web en Internet. Sin embargo, es importante comprender que se trata de dos herramientas diferentes que se complementan en la medida en la que cada una sea utilizada de la manera más apropiada. Para ello es importante determinar los objetivos que deseas alcanzar y el tipo de audiencia para la que estás creando el contenido de tus anuncios.

Las siglas SEO significa Search Engine Optimization, que en español lo traducimos como optimización en motores de búsqueda. Mientras que SEM significa Search Engine Marketing, es decir, se refiere al conjunto de herramientas disponibles para organizar campañas publicitarias pagadas dentro de los motores de búsquedas.

Como hemos visto en las definiciones de estas estrategias, la primera está relacionada con el contenido que se utiliza para ganar relevancia y, la segunda, tiene que ver con los mecanismos publicitarios utilizados. En una respondemos a la pregunta, ¿qué estamos ofreciendo? Y la otra nos dice, ¿cómo lo queremos ofrecer? En este sentido podemos hablar de dos caras de la misma moneda para llegar de forma eficiente a nuestros potenciales clientes.

Características del posicionamiento SEO

La principal característica que determina el uso estratégico del posicionamiento SEO consiste en crear un contenido de calidad que atraiga la atención de los potenciales clientes. Es decir, se trata de la publicación de información precisa y oportuna que permita mejorar la visibilidad de un sitio web a través de los distintos buscadores.

Para lograrlo es importante mantener un proceso de actualización constante utilizando distintos mecanismos de optimización, que son detectados mediante el estudio del comportamiento de los usuarios que ingresan al sitio web.

Importancia del posicionamiento SEM

Por otro lado, el posicionamiento SEM se refiere al uso del sistema de anuncios pagos que ofrecen plataformas como Google AdWords, por ejemplo. Estas plataformas están diseñadas para personalizar campañas publicitarias, escogiendo los métodos más adecuados, de acuerdo a tu público objetivo. Es importante hacer un estudio previo, ya que de lo contrario esto puede llegar a representar una pérdida de dinero y tiempo. 

La mayor ventaja que posee el posicionamiento SEM es que es una estrategia efectiva para llegar al público deseado, de forma rápida y eficiente, gracias a sus herramientas de segmentación. 

En el caso de las herramientas de Google AdWords, estas ofrecen reportes de análisis y resultados de medición que permiten determinar la eficiencia de tus anuncios para garantizar los resultados en un período de tiempo corto.

¿Cómo mejorar el posicionamiento de tu página web?

El primer paso para mejorar el posicionamiento web es realizar una auditoria SEO en la que se analicen los aspectos que se pueden mejorar para optimizar tu sitio web. De esta manera se podrán diseñar estrategias más efectivas para el alcance del objetivo. 

En este proceso los factores que se analizan están relacionados con el uso de las palabras clave, enlaces internos y externos, velocidad de carga y todos aquellos elementos que están vinculados con la información de interés, buena experiencia de navegabilidad y la facilidad de acceso para los posibles clientes.

Lograr el posicionamiento web deseado requiere de implementar las herramientas disponibles de forma estratégica. Es por ello que se habla de que el posicionamiento SEO y SEM son dos estrategias que se complementan. Una va enfocada a un trabajo de contenido interno, mientras que la otro está dirigida a los anuncios publicitarios explícitos que aparecen en Internet.