Salud

No le digas adiós a tu cabello: usa minoxidil

05/06/2020

No le digas adiós a tu cabello: usa minoxidil

La mayoría de los hombres, al comenzar a sentir la llegada de la calvicie, suele creer que solo constan de una posible actitud, que no es otra que la resignación. La calvicie es uno de los temas estéticos que más angustia a los hombres, al ser considerado como potencial perjudicante en el atractivo físico y en la seguridad masculina. Pero, ¡hay buenas noticias! No tienes por qué perder tu cabello, pues medicamentos como minoxidil pueden servir para evitar estos problemas.

Antes que nada, ¿qué es el minoxidil?

Este producto es un fármaco con funciones vasodilatadoras y antihipertensivas, es decir, es un medicamento inventado principalmente para atender a pacientes hipertensos. Funciona sobre todo para aquellos que, por sus problemas renales, no pueden recibir otro tipo de fármacos más agresivos. A priori, no parece que el minoxidil tenga que ver con el cabello. Pero en sus cualidades vasodilatadoras es donde está la clave para entender su utilidad en este sentido.

Dichas cualidades tienen directa relación con la vellosidad corporal, no solo el cabello, porque los vellos son estructuras alojadas en los poros de la piel. Los poros son los orificios afectados, de manera colateral por el proceso de vasodilatación, que no es otra cosa que una mayor o menor circulación sanguínea en éstos. Una mejora en la eficacia con la que funcionan los poros de la piel impacta en la rigidez del cabello, impidiendo que se caiga.

Desde su lanzamiento hasta la fecha, pensado primero para la hipertensión, decenas de empresas se han apuntado a la comercialización de este tipo de producto para ser usado de forma estética. Las presentaciones en las que puede adquirirse el minoxidil son variopintas: desde espumas para untar en la piel, especialmente las barbas y las cejas, ampollas para aplicar en el cabello, hasta tabletas o en forma de líquido para ser ingerido. De esto se deduce que puede usarse para mejorar las condiciones del vello en general, no solo el cabello.

Entre las empresas más famosas y efectivas consagradas en la producción de este medicamento para funciones estéticas, están Kirkland y Folcress. Los productos de ambas pueden conseguirse fácilmente en espacios como barberías, pero también en farmacias, en definitiva, son productos conocidos y no hay mucha dificultad en encontrarlos. Además, producen minoxidil especializado para barbas, cejas y demás.

Cómo usar el minoxidil

La manera más responsable de hacer uso del minoxidil es, antes que nada, asesorarse con un dermatólogo o cualquier otro profesional capacitado en temas capilares. Esto especialmente para aquellos que estén pensando en consumir este fármaco con intenciones de corregir, retrasar o revertir la calvicie.

Las razones de esto son que la calvicie, especialmente en los hombres, puede estar ocasionada, o al menos relacionada, con una cantidad importante de factores. Si la persona está presentando pérdida de cabello por estrés o alimentación deficiente, lo más correcto es que comience un tratamiento psicológico o nutricional sumado al tratamiento con minoxidil. El minoxidil puede corregir la pérdida de cabello, pero el problema subyacente debe ser atendido también.

Las formas de emplear el minoxidil son tan sencillas que pueden hacerse sin necesidad de ayuda profesional. Las pomadas, cremas y ampollas pueden ser aplicadas con una gran facilidad, siempre obedeciendo las indicaciones del dermatólogo o barbero que recomendó el uso de este producto. Lo más importante es mantener la constancia en el uso del producto a lo largo de los días, aplicándolo en el horario y área recomendados.

Como se ve, el trabajo de mejorar la apariencia de la barba, el cabello y las cejas se basa, antes que nada, en tener paciencia. La buena noticia es que no se necesita demasiado tiempo para comenzar a observar los resultados. A las seis semanas ya podrán comenzar a verse las primeras mejoras en el rigor del cabello existente.

La reparación del cabello, o al menos la detención definitiva de la progresión de la calvicie, comenzará a partir del sexto mes. ¡Hay que tener paciencia! Lo más importante es observar que ya están tomándose medidas al respecto y, finalmente, podrá gozarse del cabello tal y como se desea.