Tecnología

Contratar un perito informático, una garantía ante un juicio

28/09/2020

Contratar un perito informático, una garantía ante un juicio

Demostrar informáticamente la veracidad de las pruebas aportadas a un litigio es algo fundamental a la hora de obtener un veredicto favorable.

Los juicios son procesos laboriosos que exigen dar una serie de pasos muy meticulosos para poder ganarlo. Una vez metidos en el litigio, aportar las pruebas necesarias para obtener un veredicto favorable es fundamental, y también tener la garantía informática de que tanto las pruebas aportadas por una y otra parte, son veraces y no están manipuladas. 

Para ello, es muy recomendable contar con los servicios de un perito forense informático, que aporte esa seguridad ante una prueba que haya podido ser manipulada.

Estos peritos informáticos ofrecen diferentes servicios. Entre otras cosas, son los encargados de aportar las pruebas fehacientes que se necesiten, con la mayor garantía posible.

Tareas del perito informático judicial

El perito judicial puede ser requerido tanto por el juez, como el fiscal o los abogados de la acusación y la defensa. Una de las labores principales de estos profesionales es la de la cadena de custodia, donde puedan garantizar que las pruebas no han sido manipuladas durante el proceso. Los peritos deberán aportar siempre la titulación que les valide para este tipo de competencias.

Pruebas válidas

Un informe aportado por un perito judicial informático puede ser clave a la hora de que el juez de un caso tome una decisión. Ese informe acreditará informáticamente que la prueba pericial aportada en un caso es totalmente válida y no ha sufrido ningún tipo de alteración o manipulación.

Invalidar pruebas falsas

Ante la sospecha de que una prueba aportada a un proceso pueda ser falsa, es vital contar con el asesoramiento de un perito judicial. Un informe bien detallado podría lograr invalidar una prueba que en un principio había sido aceptada. El juez podría tomar esta determinación a raíz del informe del perito judicial. En ocasiones, se detectan este tipo de pruebas, que con la ayuda de un profesional de estas características se podrá demostrar informáticamente la no validez del documento, foto, vídeo o mensaje.

WhatsApp

Los tiempos cambian y por tanto también lo hacen los procesos judiciales. Cada vez es más común ver en litigios cómo las partes aportan documentos audiovisuales o mensajes de WhatsApp como pruebas decisivas para ganar el juicio. 

Este tipo de pruebas periciales tan solo tendrán validez ante un juez si han sido respaldadas por el informe de los peritos informáticos judiciales. Es decir, que la contratación de un perito de estas características puede ser decisiva frente a la otra parte a la hora de llevar la razón en un caso judicial. Los mensajes de WhatsApp que se aportan impresos en papel son fáciles de invalidar ante un juez.

Recuperación de información

En ocasiones, una de las partes aporta pruebas que pueden tener parte del contenido modificado o directamente eliminado. La investigación pericial podrá demostrar que el mensaje o conversación está manipulada y podrá aportar ante el juez el contenido completo de la misma. Hay que darle al perito judicial acceso al documento para que pueda ejercer correctamente su labor.

Acta notarial

Los notarios pueden dar fe de la existencia de una foto, vídeo o conversación por mensajes, sin embargo no tienen la capacidad para demostrar si parte de esas pruebas han sido eliminadas o modificadas. Esa es labor explícita del perito informático, quien sí podrá demostrarlo ante un juez, para que tome las medidas oportunas.

Con todo lo mencionado anteriormente, la figura del perito judicial informático se va haciendo cada vez más importante en los procesos judiciales. Contar con los servicios de este tipo de profesionales puede hacer ganar un juicio gracias a un informe favorable que consiga aportar una prueba como válida o desacreditar alguna de la parte contraria. También es de gran utilidad para que los jueces puedan ofrecer un veredicto acertado sin que se admitan a trámite pruebas falsas o modificadas.