Sociedad

 La nueva moda de los anillos solitarios

08/10/2020

 La nueva moda de los anillos solitarios

La mayoría de las modas suelen ser flor de un día vienen y van de forma pasajera en función de las tendencias del momento, sin embargo, cuando se trata de dar fe de compromiso y amor eterno a través de una joya diseñada por Tomas Colomer la moda se afianza y acaba transformándose en tradición.

En concreto hablamos del diseño de líneas simples y elegantes de los Anillos Solitarios, la perfecta combinación de metales nobles y la piedra por excelencia, el diamante. Una pieza única que no da lugar a la duda sobre lo que expresa y cuyo simbolismo romántico trasciende a todas las culturas.

Nada menos que un siglo y medio de historia hacen de Tomas Colomer una joyería de referencia, donde se aúnan el poso de la tradición y el empuje de la vanguardia para ofrecer una colección exclusiva que destaca por la elegancia de sus diseños. Desde sus talleres han salido piezas únicas que no pasan de moda como por ejemplo el anillo solitario de diamante asimétrico Cuernecito.

Los anillos solitarios

Es cierto que resulta cuando menos curioso que una joya que simboliza el amor y el compromiso entre dos personas haya adquirido el nombre de solitario, sin embargo, tiene sentido cuando entendemos que se trata de dar el protagonismo que se merece al diamante, siendo la pieza central del anillo que atraiga las miradas.

Para que esto suceda en Tomas Colomer parten de una base que esté a la altura en cuanto a la calidad de sus materiales, pero cuyo diseño fino y delicado sepa mantenerse en un discreto segundo plano. Así pues, se trata de un anillo elaborado con materiales claros como el oro blanco o la plata, que ayudan a resaltar el brillo innato de esta piedra preciosa.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que podemos elegir entre varios tipos de diamantes, en función de sus formas, sus dimensiones o claro está de sus quilates. Asimismo, cabe diferenciar entre los distintos cortes o tallados que puede tener el brillante.

En cualquier caso, el engaste se convierte en la clave de este tipo de anillos pues definirá en gran medida el estilo del anillo, en la forma en que nos presenta el diamante. El diseño clásico de cuatro o seis grapas se ha convertido en un icono, sin embargo, también podemos encontrar otro tipo con inspiración más orgánica o incluso un engaste prácticamente invisible.

Cuándo regalar un anillo solitario

Es indudable que se trata del símbolo definitivo de fidelidad con el que se pretende expresar un deseo de mantener un vínculo inquebrantable. Si bien la idea clásica de regalar un anillo solitario a la hora de pedir matrimonio está más en boga que nunca, no es menos cierto que bodas aparte cualquier momento es adecuado para regalar una joya icónica para lucir en cualquier ocasión.

En definitiva, confiar en la experiencia y el buen hacer que ofrece una joyería como Tomas Colomer es garantía de calidad, diseño y exclusividad. Sobre todo, cuando se trata de expresar algo tan importante como el deseo de compartir una vida mediante un anillo solitario que ha de ser muy especial.