Sociedad

Outsourcing, la última tendencia en las empresas para ahorrar gastos

05/10/2022

Outsourcing, la última tendencia en las empresas para ahorrar gastos

En un entorno económico dominado por la incertidumbre y por las previsiones poco halagüeñas, las empresas se esfuerzan en encontrar fórmulas que les permitan abaratar sus costes operativos y garantizar su supervivencia en un entorno hostil.

Una de estas fórmulas es la contratación de ciertos servicios a empresas o profesionales externos, evitando así la contratación de personal laboral propio.

A modo de ejemplo, cada vez es más habitual recurrir a especialistas freelance para la gestión de publicidad digital, de la atención al cliente o las redes sociales, e incluso a grandes empresas especializadas en outsourcing.

Conque conozcamos el porqué del auge del outsourcing y cuáles son sus ventajas competitivas frente a las fórmulas tradicionales de contratación laboral.

Ahorro en costes laborales

El beneficio más obvio y visible está relacionado con el ahorro de costes laborales que supone la externalización: las empresas de outsourcing y los profesionales freelance se caracterizan, precisamente, porque sus tarifas son altamente competitivas.

Pero la partida correspondiente a seguros sociales también cuenta, así como los costes salariales e indemnizatorios que se generan en las empresas cuando es necesario prescindir de personal propio con contrato laboral.

Mayor eficiencia

La externalización de servicios es la fórmula ideal para contar con los servicios de profesionales sobradamente cualificados y experimentados.

La cualificación y la experiencia incrementan la eficiencia y, por tanto, la productividad, un factor clave en los resultados económicos de cualquier empresa.

Se eliminan las partidas económicas destinadas a formación y actualización de los empleados

El profesional independiente externo se encarga de su propia formación y actualización, puesto que de esos parámetros depende su sustento.

Así, la empresa contratante también queda liberada de financiar costosas acciones formativas, cuyo impacto final en la productividad empresarial suele ser incierto.

Menor inversión en tecnología e infraestructuras

El outsourcing elimina la necesidad de realizar altas inversiones en infraestructuras y tecnologías. Es el socio o colaborador externo quien asume todos los costes asociados a esas inversiones.

La ventaja del tiempo: encargos y acciones ejecutadas de un día para otro

Las nuevas herramientas tecnológicas permiten encargar a los profesionales externos la realización de trabajos de publicidad y promoción de un día para otro.

Pero no solo se trata de la ventaja de los plazos de entrega con fecha y hora estrictamente cerrada e inamovible. Para las empresas que operan con productos y servicios a nivel internacional, existe un beneficio temporal añadido.

Nos referimos a los husos horarios: jugando con la diferencia de zona horaria entre el país de destino de la acción promocional y la ubicación donde trabaja el profesional del outsourcing, podemos conseguir que un trabajo encargado a última hora de la tarde se realice mientras dormimos, entregándolo a primera hora del día siguiente.

En definitiva, la externalización de servicios es un fenómeno que ha venido para quedarse. Su implantación en los grandes grupos empresariales es un hecho y su penetración en el sector de las pymes y microempresas avanza al mejor de los ritmos.

De hecho, no son pocos los gurús económicos que afirman que, en la futura sociedad tecnológica, serán mayoría los trabajadores que ejerzan en la modalidad freelance, bien por cuenta propia o asociados con alguna firma especializada en outsourcing.