Ventajas de comprar online una silla de ruedas eléctrica

In Sociedad
febrero 08, 2023

Las personas que van en silla de ruedas tienen muchas dificultades y una de ellas son las distancias. Desplazarse algunos kilómetros impulsando las ruedas con sus manos no es sencillo, más si en la zona hay cuestas pronunciadas.

Aquí es donde entra esta tienda online de sillas de ruedas eléctrica, que termina con este problema, ya que el usuario solo tiene que darle a la palanca con el fin de desplazarse, ganando así una gran autonomía.

No hay que acudir a la tienda

Se ha trabajado mucho, y se sigue haciendo, a la hora de conseguir que nuestras ciudades sean más accesibles, pero para una persona que va en silla de ruedas desplazarse sigue siendo problemático.

De esta forma, en Prosillas dan la posibilidad de hacer la compra online sin la necesidad de acudir a su tienda física, recibiendo la silla en casa y con la opción de ver muchos más modelos de los que suele haber en las tiendas.

Se puede devolver

Todas las sillas de ruedas se consideran un producto ortopédico, lo que quiere decir que legalmente no se pueden devolver, aunque en Prosillas sí que dan esa posibilidad en los primeros 14 días desde la compra.

Para ello, hay que pagar 30 euros, pero es un coste ridículo que, además, gastaríamos en un desplazamiento, y poder cambiar una silla eléctrica (que puede valer varios miles de euros) por esa cantidad es una ventaja enorme.

Una silla de ruedas eléctrica es un artículo muy personal. La persona que la usa se debe sentir cómoda, además de que tiene que probar si le cabe bien en casa, si sus puertas son del ancho correcto, cómo se desenvuelve en las calles por las que transita, etc.

Es posible que en la web le parezca una cosa y que cuando se siente en ella se dé cuenta de que no es la más adecuada, por ejemplo, porque le vendrían mejor ese tipo de sillas de ruedas electricas plegables y ligeras, con las cuales puede ir en coche de una forma más cómoda.

Servicio posventa excelente

El que estas sillas se vendan online no quiere decir que no tengan servicio posventa. De hecho, es todo lo contrario, ya que en la tienda atienden a los clientes tanto por teléfono como por WhatsApp, realizando incluso videollamadas.

La idea es que gracias a las videollamadas se puedan resolver la mayoría de los problemas de las sillas de ruedas eléctricas, evitando al cliente que se tenga que desplazar a la tienda por su comodidad.

Si la silla se ha roto y no se puede poner a funcionar a través de una videollamada, en Prosillas tienen disponibles los recambios de todos los modelos que venden, por lo que las pueden arreglar en el menor tiempo posible.

 

Escoger una silla de ruedas eléctrica es algo muy personal, pero desde Prosillas quieren facilitar a sus clientes todo lo posible este proceso. Por eso, las venden online y permiten la devolución, evitando así desplazamientos innecesarios a la tienda por parte de personas que a veces no tienen fácil poder salir de su entorno.

Foto del avatar
/ Published posts: 1179

Periodista vasco cuyas historias han abordado todo lo relacionado con el mundo del marketing y las nuevas tecnologías.