Compartir

Hay a quien le gusta cuidarse, hay a quien le gusta la cocina, hay quien tiene la fortuna de unir ambos conceptos. Para estas personas, existen herramientas que les agradará tener. Hablamos de internet y la cantidad de páginas dedicadas a ofrecer menús y dietas para hacer de la cocina un placer, mientras cuidamos nuestra salud de la forma más natural.

Resaltamos aquí un planificador de menús muy apropiado para preparar un menú semanal, mensual o diario, con los elementos que se le quieran añadir. Completando con las preferencias que tengamos, la web creará un menú entre las 20.000 recetas que posee, para deleite de aquellos chefs que disfrutan del placer de cocinar sus propios platos.

Una web que puede resultar de gran valor para los profesionales de la hostelería, para adquirir variedad de recetas y planificar menús variados para ofrecer en el restaurante. Un activo más que sumar al difícil arte de construir un negocio de restauración y mantenerlo.

El negocio de la restauración

El éxito de un negocio se basa en gran parte en la ilusión y esfuerzo que se pongan sobre él. La hostelería es uno de esos en los que los emprendedores ponen lo mejor de sí para montarlo y salir adelante. El de hostelero es un oficio muy sacrificado, en el que se pasan muchas horas y todas las festividades del calendario, por lo que  es un trabajo que tiene que ser amado y respetado. Disfrutar con él es necesario para soportar el estrés y la presión de un oficio en el que la vocación de servicio ha de ser fundamental. 

No son pocos los restaurantes en los que el jefe de cocina es el empresario y propietario del negocio. Esto se da en la mayoría de los casos de éxito en hostelería, debido precisamente a lo que mencionábamos sobre disfrutar verdaderamente de lo que se hace,  creando platos y ofreciendo el servicio que se quisiera para sí mismo.

El chef ama su trabajo, por eso es fácil que tarde o temprano se convierta en su propio jefe, para poder dedicarse en cuerpo y alma al trabajo que le da sentido a su vida, para desarrollar completamente, sin restricciones, su creatividad como cocinero y poder desarrollar su mundo con efectividad, viendo el efecto que causan sus platos entre los comensales. Para muchos esto es más importante que los beneficios económicos que pueda generar el restaurante.

Los grandes cocineros poseen estupendas cocinas en sus propios hogares, que en muchas ocasiones se convierten en los laboratorios de los platos y menús que después servirán en sus negocios. Es por esto que los muebles, electrodomésticos y utensilios de la cocina, tienen más peso que el resto de mobiliario, enseres o decoración del resto de la vivienda.

Seguramente habrán realizado una buena inversión en reformar su cocina para trabajar cómodos en sus creaciones culinarias. Si está afincado en Zaragoza o alrededores, tiene suerte de poder contar con tiendas de cocinas en Zaragoza como la que reseñamos en este enlace, para realizar la reforma total o parcial que se necesita para disponer de una buena sala de operaciones en el hogar.

Ya dentro del restaurante, el equipo y las instalaciones deben ser de primera calidad, para que el sabor y calidad de los productos que se usen en los platos no pierdan cualidades. Es un gasto realmente importante que afrontar el de la compra de maquinaria, ya que se necesitan muchos artículos de tipo industrial, como la cocina propiamente dicha, las cámaras frigoríficas, el congelador, el horno, microondas, enseres de cocina, una cafetera, la máquina registradora, botelleros para los vinos…

La media estimada, si se adquieren todos estos objetos de primera mano, ronda entre los 45000 y los 65000 euros. Claro que siempre se pueden adquirir de ocasión o encontrar maquinaria de hostelería de calidad a unos magníficos precios buscando en internet. La compra de maquinaria de hostelería online aporta grandes ventajas para los emprendedores, ya que la competencia en las redes suele hacer que caigan los precios significativamente. Así mismo, al no existir tienda física, el ahorro en almacenaje y personal se ve reflejado en estos precios finales y la calidad de la maquinaria y servicio de entrega se mantiene intacta.

Servicios de distinción dentro del restaurante

La cocina, como sabemos, es el valor de mayor importancia para que cualquier restaurante logre su propósito de conseguir y mantener clientes. Pero no el único, una decoración atractiva, un ambiente cálido y amigable, la atención en el servicio, el tiempo entre platos, la limpieza del local o una carta especial para niños o celíacos, van marcando la diferencia con la competencia, tan necesaria para mantenerse en el tiempo y convertirse en un lugar de referencia para disfrutar del comer.

“El diablo está en los detalles” y son estas pequeñas piezas las que realmente marcan distancias con los competidores. Ofrecer lo que nadie ofrece, o hacerlo de forma original, convierte al restaurante en centro de conversaciones y está comprobado que el boca a boca, el consejo de amigos y familiares, es la mejor publicidad que existe.

En Estados Unidos, por ejemplo, está establecido que toda la comida que no se consuma en la mesa pertenece al comensal y el restaurante sabe que debe preparar, adecuadamente, lo que ha sobrado para que se lo pueda llevar a casa y consumirlo más tarde. Una costumbre que podría adoptar cualquier restaurante español  con la adquisición de envases de plástico o envases de cartón para tal fin. En la web de envases foodpacservice.com ofrecen este servicio, con unos diseños muy originales y efectistas, que marcarán esa diferencia de la que hablamos, ofreciéndola como detalle que no se olvida.

Otra forma de diferenciarse es entregando regalos, en forma de ofertas, cupones descuento o botellas de vino, a la clientela que repite y se hacen asiduos. Existen fórmulas más familiares, como hacer fotos y colocarlas por el restaurante o subirla a las redes, creando un ambiente acogedor del agrado de estos clientes. Hay muchas fórmulas, depende de la creatividad del empresario hacerlas funcionar.

Israel Guerra
Escritor profesional, autor de novela, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.