Compartir

Si por norma debemos estar pendiente de nuestra salud, y hacer lo mínimamente indispensable para que nuestro organismo funcione en buenas condiciones, cuando ocurre una gestación y la mujer queda embarazada, los esfuerzos han de duplicarse, ya que ahora hay que proteger y favorecer el desarrollo sano del bebé, además del de la madre. Es a partir del conocimiento exacto que el embarazo es real cuando todos, mamás, papás, familiares y el equipo médico, han de volcarse en conseguir el objetivo de que todo el periodo de gestación sea lo más sano posible.

Y es que durante el embarazo, el cuerpo sufre graves y profundos cambios que hay que vigilar y controlar, los trastornos, molestias o complicaciones pueden darse en cualquier momento. Para evitar en la medida de lo posible cualquier mala sensación que pueda afectar al bebé durante todo el embarazo hasta el parto, es importante comenzar a cuidarse desde la primera semana de embarazo, que es cuando óvulo se divide por primera vez, solo un día después de haber sido fecundado por el espermatozoide masculino.

A partir del quinto día, y tras sucesivas divisiones, las células comienzan a separarse en dos grupos, el primer grupo de células constituirán el aro exterior y crearán la placenta, donde irá el bebé. El segundo grupo de células son las que constituyen el aro interior. Son las llamadas  células madre, las cuales tienen la capacidad de transformarse en más de 200 clases de células de cualquier parte del cuerpo, que más adelante se convertirán en el embrión. Cuando pasa la primera semana, el óvulo fertilizado baja por las trompas de Falopio hacia el útero, buscando  su lugar para los próximos nueve meses. De este trayecto vital depende todo el embarazo posterior, por lo tanto, es de gran importancia.

En cuanto a la madre, desde esta primera semana, comenzará a notar los cambios físicos, metabólicos, fisiológicos e incluso psicológicos, que tienen como función crear el ambiente perfecto para proteger y desarrollar la vida que está creciendo en su interior.  Si  la idea de quedarse embarazada fue consciente, es importante que el cuidado del cuerpo se comience tres meses antes, para alcanzar un buen peso, haber eliminado estrés y estar fuerte y saludable.

En cualquier caso, es durante el periodo de gestación cuando los cuidados deben producirse y aumentarse. Siempre bajo supervisión médica, se aceptarán seguir tratamientos naturales que alivien o eliminen los síntomas negativos que pudiera acarrear el embarazo. No son pocas las mujeres que reciben los beneficios del Aloe Vera durante este tiempo. Las propiedades del Aloe Vera son reconocidas por el mundo científico y aconsejadas para el tratamiento de la piel, pues ayuda activando los fibroblastos y el colágeno, dándole elasticidad. El aplicarse el producto específico Aloe Vera de forma tópica durante el embarazo ayuda a mantener la piel elástica y preparada para el aumento de volumen que se  va a tener durante ese tiempo.

El Aloe Vera Herbalife es una bebida refrescante que combina las propiedades de esta planta con el sabor dulce del mango, muy saludable, pero siempre conviene pedir autorización al médico antes de su ingesta, ya que consumir Aloe vera  puede producir efectos purgantes en el organismo.

Si de ingerir alimentos que son saludables para el embarazo se refiere, mejor contar con alimentos que aporten todos los nutrientes que el bebé y la madre necesitan. La dieta debe ser equilibrada, añadiendo todo lo que habitualmente comes, pero si además lo refuerzas con huevos, salmón, alubias, batata, cereales como la avena, frutos secos como las nueces o yogur natural, mejor que mejor.

Como alimento excepcional para este periodo, sugerimos el consumo de un producto saludable y natural como pocos. Hay que comprar naranjas de temporada para consumirlas con todas sus propiedades y sabor.  No solo son saludables por ser ricas en vitamina C, que cura y protege, también es fundamental su aporte de calcio, que ayuda a la digestión y protege los huesos del futuro bebé y fortalecerá sus dientes. Así mismo, es importante incorporar esta fruta en las dietas posparto.

Después del parto

En este estado de embarazo o de posparto, cuando aún son más útiles el consumo de naranjas, puedes comprar naranjas online, fácilmente en el enlace que hemos ofrecido en el párrafo anterior, para que la mamá ofrezca los nutrientes necesarios al bebé, o si ya ha dado a luz, recuperar el calcio perdido en su organismo, sin esfuerzos. Además, el consumo de esta maravillosa fruta es un refuerzo fabuloso para las madres lactantes que, a través de la leche, siguen dando calcio, vitamina C, folato (ácido fólico) y vitamina A.

El puerperio, que es el período de tiempo que dura la recuperación completa del aparato reproductor después del parto, y que suele durar entre cinco y seis semanas, está caracterizado por la pasividad y la dependencia.

Durante este tiempo, se despierta en la mujer el ansia por tomar decisiones al respecto de su hijo recién llegado al mundo, influida por todo tipo de sugerencias se acumulan preocupaciones por sus propias necesidades, pero principalmente por las del bebé.

Es durante este tiempo cuando hay que tener especial cuidado con los posibles desajustes psíquicos, que pueden llevar aparejados la desunión física entre madre e hijo. La depresión postparto es padecida por un elevado porcentaje de mujeres. La causa física que la produce es la disminución del nivel de estrógenos y progesterona. Psicológicamente, se explica como el desajuste producido entre las fantasías que se habían creado y mantenido durante la gestación y la realidad: el hijo recién nacido ya tiene forma y necesidades muy concretas.

Es fácil de entender y muy recomendable que se traten mediante terapia psicológica estos trastornos mentales transitorios, en la mayoría de los casos, como pueden ser la ansiedad o la depresión.  El campo de estudio que cubre la psicología ha profundizado ampliamente en las causas y efectos que un parto puede llegar producir en las mujeres, por lo que ponerse en manos de profesionales, como los reseñados en el enlace, es una solución rápida y efectiva que se debe tomar ante la perspectiva de tener alguno de estos síntomas.

Israel Guerra
Escritor profesional, autor de novela, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.