Compartir

Del orden de 80 militares ucranianos habrían muerto en los últimos dos días en el Donbás, siendo más de 70 los heridos. De ello informaron en el Ministerio de Defensa de la autoproclamada RPD.

Como señala la Agencia de Noticias de Donetsk, esos datos figuran en el informe del Jefe del Estado Mayor de las FF.AA. de Ucrania Víctor Muzhenko, sobre las pérdidas reales entre la tropa, que fue interceptado por la inteligencia de la RPD.

“De acuerdo a los materiales que obran en nuestro poder, en el periodo indicado en las morgues de Ucrania han ingresado: Selidovo: 29 cuerpos, Krasnoarmeisk: 41 cuerpos, Noviy Trud: 8 muertos y 14 heridos, Chasov Yar: 62 soldados heridos”. En el ministerio de Defensa de la RPD también señalan que ese informe le fue presentado al presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, tras lo que el líder ucraniano tomo la decisión de interrumpir su visita a Alemania.

Notas de Borís Rozhin (Colonel Cassad)

Por su parte fuentes ucranianas informan que tras estos dos días de escalada han muerto entre 50 y 100 milicianos de la RPD. Confirmar o desmentir estas cifras es complicado, aunque a juzgar por la intensidad del fuego las pérdidas por ambas partes deben ser significativas.

Parece evidente que el Kremlin no está interesado en alterar el statu quo existente hasta las negociaciones con los EE.UU. La Junta ucraniana por su parte está interesada en la activación de los combates antes de las negociaciones para volverse a subir al carro de la “agresión rusa” y de la “catástrofe humanitaria” que ellos mismos están provocando.

Avdeyevka (controlada actualmente por el ejército ucraniano), fruto de los combates se ha quedado sin calefacción, electricidad y agua, con unas temperaturas nocturnas de 20 bajo cero.

RT edición rusa