1371 views 3 mins 0 comments

Los 4 errores que se tienen de un osteópata

In Sociedad
abril 03, 2023

Ante cualquier dolencia articular, lo habitual es plantearse ir a un fisioterapeuta a que relaje y recoloque la musculatura, aunque desde hace años ya las terapias de osteopatía se han ido estableciendo como alternativa para muchos.

Para muchos, el osteópata es un fisioterapeuta especializado en la manipulación, aunque en realidad tiene una vertiente quizás más enfocada en el cuerpo y su sanación que la medicina al uso.

Pero es hora de desmontar cuatro errores comunes que se tienen en torno a la figura del osteópata. 

«Es clave dar a conocer cuatro realidades que, a menudo, se tergiversan» explican desde Osteopatía Octavio Augusto

4 ideas erróneas 

¿Se dedica un osteópata solo a los huesos? En realidad no. Es cierto que es una disciplina que en su nombre lleva implícito que trata el dolor de huesos, pero en realidad las técnicas que usa, más allá de la recolocación, tienen que ver con ayudar al cuerpo a sanar por sí mismo, dándole la ayuda que necesita para encontrar cómo. 

¿Solo busca colocar los huesos? Nada más lejos de la realidad. Lo que busca la osteopatía es el origen de la dolencia, de ahí que haya que ir apoyándose en la estructura ósea del paciente para encontrar dónde está el foco del dolor para poder tratarlo. El enfoque que suele tener esta disciplina está basado en permitir al cuerpo llevar su ritmo para la recuperación.

¿Es un tratamiento solo para adultos? En realidad, cualquier persona a cualquier edad puede beneficiarse de un tratamiento de osteopatía. Incluso los bebés pueden acudir a un profesional si tienen algún tipo de patología que así lo requiera, de hecho, hay incluso tratamientos enfocados para embarazadas, por lo que hay que pensar que siempre que se esté en manos profesionales, no hay riesgo.

¿Es la osteopatía una carrera en sí misma? En realidad no, es una especialización y, en España, tiene un registro de profesionales a los que se les pide una serie de horas formativas ya que como grado no existe. Suele tocarse durante la carrera de fisioterapia, pero lo cierto es que no es una rama en sí misma.