1122 views 3 mins 0 comments

Trabajos verticales: en pareja y siempre seguros

In Sociedad
junio 21, 2023

Los trabajos verticales llevan implícito cierto riesgo mientras se desarrollan, precisamente, por las condiciones en las que es necesario desenvolverse.

Torres de pisos, rascacielos o incluso obras en cubiertas forman parte de estos desempeños y, con ello, de empresas que necesitan especializarse sabiendo prevenir cualquier situación que pueda llegar a poner en peligro a sus trabajadores.

“Es necesario tener unos protocolos de seguridad claros y, sobre todo, estrictos. Nuestros trabajadores necesitan las garantías de que todo lo que tengan que hacer se hará con la máxima seguridad y eso es responsabilidad nuestra. Eso lo saben nuestros clientes también, que cada vez confían más en nuestros servicios. Aunque al pensar en trabajo vertical se hace en la limpieza de cristales, nuestros servicios no solo quedan ahí” explican desde Luna Vertical.

¿Cuáles son algunas de las medidas que hay que tomar para este tipo de trabajos?

En primer lugar, es necesario conocer a fondo cuál va a ser la tarea para planificar no solo los equipos sino lo que va a necesitar de cara al montaje de maquinarias o elementos de elevación seguros.

A eso hay que sumar la correcta señalización en el lugar para evitar accidentes por el despiste de quienes transiten por la zona.

Comprobar antes de comenzar la seguridad de anclajes y de equipación es básico para evitar sustos, así como la opción de que siempre haya alguien revisando, de forma continua, el desarrollo desde fuera para detectar cualquier anomalía. De hecho, este tipo de trabajo siempre se realiza, al menos, en parejas para conseguir ese apoyo necesario.

No hay que olvidar que este tipo de trabajo se suele hacer a la intemperie, por lo que es de vital importancia conocer las condiciones meteorológicas antes de empezar y postponer el trabajo si éste va a suponer un riesgo ese día concreto.

“En el caso de la altura, el calor o el aire es muy traicionero. Hay que hacer una previsión buena que garantice evitar cualquier susto” explican.

De un tiempo a esta parte, además, la escucha activa es un acierto. Escuchar a los trabajadores con las dificultades o pegas hace que se puedan solucionar para nuevas actuaciones.