Tratamiento de plasma facial: en qué consiste y en qué casos se recomienda

In Sociedad
mayo 07, 2024

El tratamiento plasma facial es una novedosa alternativa terapéutica en aquellas afecciones bucodentales que cursan con pérdida de masa ósea mandibular, o cuyos procesos de cicatrización son complicados.

Además, se trata de una gran opción para la eliminación de arrugas de expresión y la recuperación de la tersura y el tono de la piel del rostro, sin necesidad de cirugía ni recurrir a inyecciones subcutáneas de toxinas botulínicas. Así que, conozcamos cuáles son las características y ventajas de esta sustancia.

¿Qué es exactamente el PRP?

El plasma rico en plaquetas (PRP) es un material biológico autólogo. ¿Y qué significa qué es autólogo? Que se obtiene del organismo del propio paciente, en este caso de su sangre.

Más en concreto, el PRP se obtiene sometiendo a la sangre del interesado a un proceso de centrifugado. De esta manera, se consigue separar una porción de plasma sanguíneo muy rico en plaquetas, células que intervienen en los procesos de coagulación y reparación de los tejidos orgánicos.

Además, en el PRP obtenido también hay una gran abundancia de factores de crecimiento, que igualmente aceleran los procesos de reparación de dichos tejidos. De ahí que el plasma rico en plaquetas sea un gran aliado a la hora de acelerar y consolidar los procesos orgánicos de cicatrización y regeneración de los tejidos, incluidos los huesos.

Utilidades de los tratamientos de plasma facial en odontología

Tras una extracción dental, el PRP se aplica en el alvéolo (el espacio vacío donde estaba el diente extraído), a fin de facilitar y acelerar la cicatrización de la encía dañada.

Además, el plasma rico en plaquetas también acelera la regeneración de la masa ósea maxilar. De esta forma, tras un tratamiento con PRP es posible colocar implantes en aquellas zonas de las mandíbulas donde antes no era posible hacerlo.

Otras ventajas para el paciente odontológico

Pero ahí no acaban las ventajas de esta sustancia natural y procedente del organismo del propio paciente. Y es que resulta que las terapias odontológicas con plasma rico en plaquetas son el complemento ideal para los procedimientos en los que efectúan implantes dentales, ayudando a compactar el hueso regenerado, lo que mejora la estabilidad y funcionalidad futura de los implantes.

Además, los factores de crecimiento de este plasma favorecen el proceso de osteointegración del implante, algo fundamental para el éxito y la durabilidad de los tratamientos implantológicos. Por otra parte, en los procesos de extracciones dentales complicadas o de cirugía maxilofacial, el empleo de plasma rico en plaquetas reduce la inflamación y el dolor, acortando también la duración de los períodos postoperatorios.

Finalmente, el PRP no es una sustancia tóxica, alergénica ni tampoco inmunológicamente reactiva, puesto que el organismo del paciente la reconoce como propia.

Rejuvenecimiento del rostro mediante tratamientos de plasma facial

Las clínicas de medicina estética avanzada también se valen del PRP: los tratamientos con plasma rejuvenecimiento facial ofrecen unos excelentes resultados, y son la primera opción frente a la cirugía estética. Igualmente, los pacientes que se someten a un tratamiento facial con PRP no sufren las molestias y efectos adversos inherentes a las inyecciones de bótox.

Foto del avatar
/ Published posts: 1440

Periodista vasco cuyas historias han abordado todo lo relacionado con el mundo del marketing y las nuevas tecnologías.