Economía

Invertir en oro sigue siendo un valor seguro

20/01/2017
Foto del avatar

author:

Invertir en oro sigue siendo un valor seguro

La crisis económica, la estafa bancaria, el engaño que está sufriendo el pueblo español, todo está sustentado por la permisividad y el establecimiento del latrocinio a gran escala del gobierno. Esto ha provocado  que el ciudadano medio busque ingresos extras que aportar al hogar por otras vías ajenas al trabajo, en ocasiones inexistente.

Se ha considerado que invertir en oro siempre ha sido seguro, que no importa que pasen los años, ya que este no se ve afectado por temas como la inflación, los tipos de cambio, ni por ninguna otra extraña coyuntura económica, ni política. Es por esto por lo que, en épocas de crisis, el oro mantiene buenos precios a pesar de ella, y por lo tanto, sufre un  aumento en el movimiento de la compra y venta de oro. Los españoles, en este caso, somos los que nos dedicamos a vender el oro que porten las joyas que tengamos en nuestro poder.

En general, casi todos los fondos que actualmente operan con metales preciosos están dando buenas rentabilidades, debido, entre otras cosas, a los malos resultados que actualmente se recogen en el resto de activos financieros.  Son, como decimos, en gran parte culpables de esa subida de cotización, como ocurre por ejemplo con la renta fija, bastante rentables en el pasado y que por sus malos resultados han generado desconfianza para invertir en ellas.

Cuál es el mejor lugar para vender oro

Puede ser que te encuentres en esta difícil situación que está siendo compartida por una gran parte de la población nacional y necesites urgentemente dinero en efectivo, tienes piezas con cierta cantidad de oro, cadenas, anillos, pulseras… y quieres saber cuál es el lugar donde recibirás más rentabilidad por tus joyas.

Bien, en principio tienes que dirigirte a un profesional para que te valore el precio real de los objetos que llevas. Y no te sorprendas por la enorme diferencia que vas a encontrar entre lo que te costó y el valor real de la joya. Esto es debido a que  a la cantidad de oro que lleva el objeto, valor que te han dado, se le sumó en su día el trabajo del artesano que hizo la joya, el diseñador y, sobre todo, el aumento de la joyería. El precio es solo por la cantidad de oro que lleva, repetimos, ya que lo más probable es que la pieza se vuelva a fundir.

Cuando ya tengamos el valor real de nuestra cantidad de oro, iremos a ver qué joyerías nos ofrecen más dinero por él. Es mejor acudir a estas tiendas especializadas que aquellas otras con el cartel de compro oro que vemos por las ciudades en estos tiempos, pero en cualquier caso, hay que visitar un mínimo de cuatro o cinco joyerías y tiendas, ya que la diferencia entre lo que ofrece una y otra puede llegar hasta el 400%, y regatear en todas.

Si la idea es recuperar la joya pronto, existe la opción de empeñarla. Depositándola se obtiene un dinero y pasado el tiempo se podrá recuperar al pago de unos intereses. La mejor opción para empeñar nuestro oro a día de hoy son los Montes de Piedad de las Cajas de ahorros, donde el plazo de devolución puede ser de hasta un año, prorrogable con interés anual del 9%. Además, si no puedes devolver el préstamo, te pagan la diferencia cuando ellos la vendan. Igualmente, es mala idea empeñar en las tiendas de compraventa, por lo limitado de sus plazos y sus elevados intereses.

¿Quieres comprar oro?

Si por el contrario estás interesado en comprar este metal precioso, hay que destacar ciertas diferencias en cuanto a la forma de adquirir ese oro. No es lo mismo invertir en monedas que en joyas que en lingotes, las diferencias son las siguientes;

Para invertir en monedas de oro, es aconsejable tener algunos conocimientos de numismática, ya que esta inversión implica que al valor en oro por el que se está pagando, además se le suma este valor numismático que hemos mencionado. Puede ser un seguro si el valor del oro baja, porque sigue teniendo valor numismático. Pero si pagas mucho por el valor numismático, y luego aparecen más monedas como la que has comprado, se pierde parte de ese valor. De ahí la importancia de conocer este mundo, para tener la formación necesaria y apostar sobre seguro y, además, conocer el tema de las falsificaciones, para pagar el precio real de la moneda y no caer en una estafa.

En las joyas se paga por el peso de oro y por la estética. Pero pueden pasarse de moda y que, después de unos años, sólo valga su peso en oro, pues la estética resulte totalmente pasada de moda y a nadie le guste. Si piensas que se debe fundir de nuevo el valor estético es cero.

Por último, los lingotes sólo valen su peso en oro, así que su valor dependerá únicamente de la cotización del oro y de su pureza.

Elijas el valor que elijas, repetimos, es una inversión segura, más aún en estos tiempos de desconfianza económica e inestabilidad económica.