Economía

Las licencias de apertura, todo lo que un emprendedor debe saber

10/03/2017
Foto del avatar

author:

Las licencias de apertura, todo lo que un emprendedor debe saber

Aquellos que en estos momentos están pensando en montar su propio negocio, bien ante la situación laboral desesperante que estamos viviendo en este país, con escasa oferta de puestos de trabajo, con sueldos precarios y pocas posibilidades de prosperar, o bien porque tienen grandes inquietudes empresariales y siempre han querido tomar las riendas de su propio proyecto, deben tener en cuenta algunos requisitos indispensables al buscar el emplazamiento de su nuevo negocio.

Antes de decidirnos por el alquiler o compra de un local comercial, aparte de tener en cuenta su ubicación, zona de afluencia de clientes potenciales, nivel socioeconómico de la zona, se hace obligatorio el prestar atención a los requisitos  que se le exigen a nuestro negocio para realizar la actividad comercial a la que hayamos decidido dedicarnos, ya que el local debe cumplir con la normativa y no debemos dar ningún paso en falso en este sentido, pues podemos encontrarnos con haber realizado una inversión en el alquiler o compra de un local y que, posteriormente, no nos concedan la licencia de apertura.

La licencia de apertura es una licencia municipal obligatoria para que en un local, nave u oficina se pueda ejercer una actividad comercial, industrial o de servicios. Consiste en un documento que acredita el cumplimiento de las condiciones de habitabilidad y uso de esa actividad.

La licencia de apertura o actividad tiene carácter personal y se concede al dueño de un negocio para el desarrollo de una actividad determinada. Debe ser renovada si se produce un  cambio de dicha actividad a desarrollar en el local, si se realizan modificaciones en el mismo o si cambian los propietarios del negocio, como por ejemplo en caso de traspaso.

A la hora de buscar un local, nave u oficina para tu negocio, debes hacer un estudio previo y tener siempre en cuenta su adecuación a las exigencias actuales para el tipo de actividad a desarrollar. Es muy importante que sepas todos esos requisitos, preguntando al Ayuntamiento o recurriendo a los servicios de una empresa especializada que te garantice la viabilidad del proyecto. Para evitar costes inesperados, asegúrate de que el local cumple todos estos requerimientos antes de cerrar la compra o alquiler. Hazlo incluso si en el local ya se ejercía la misma actividad, ya que la normativa está en continuo cambio y es cada vez más exigente, dando lugar a que los locales con licencias de apertura antiguas ya no cumplan la normativa actual, que es la que te va a exigir el Ayuntamiento a ti.

En el enlace que te hemos recomendado más arriba y en el que te dejamos a continuación, tienes una plataforma de trámites online, tramitatu.com, donde se gestionan todo tipo de permisos y licencias, rápida y cómodamente. Además, el informe previo para garantizarte la viabilidad del proyecto es totalmente gratuito.

Tipos de licencias de apertura

Existen dos tipos de licencias en función del grado de molestias, daños y riesgos a personas de la actividad a desarrollar: las actividades inocuas y las actividades calificadas.

Las actividades inocuas son aquellas que no generan molestias significativas, ni un gran impacto medioambiental, de salubridad o higiene, ni daños a bienes públicos o privados ni, por supuesto, entrañan riesgo para las personas. Se consideran actividades inocuas aquellas desarrolladas por muchos pequeños comercios, como tiendas de moda o de productos de alimentación no perecederos, así como pequeñas oficinas para la prestación de servicios diversos.

Las actividades calificadas, sin embargo, son aquellas consideradas como molestas, insalubres, nocivas y/o peligrosas (hostelería, actividades industriales, determinados comercios y servicios) y que requieren adoptar medidas correctivas sanitarias, de seguridad y/o medioambientales. Muchas de ellas sólo se pueden realizar en suelo industrial y bajo estrictos controles.

Las únicas actividades exentas de estas exigencias son aquellas profesionales, artesanales y artísticas que se realizan en el domicilio, siempre y cuando no exista venta o atención directa al público y no se cause molestias a los vecinos.

Por último, señalar que los pasos para la obtención de la licencia de apertura consiste en la elaboración del informe o proyecto técnico de licencia de apertura y/o adecuación de local, generalmente por técnico competente acreditado (ingeniero técnico industrial, arquitecto técnico…). El pago de las correspondientes tasas por el visado del proyecto por el correspondiente Colegio Oficial y el pago de las tasas municipales.

Para finalizar todo el proceso procederemos a la presentación de la solicitud de licencia de apertura, junto con el proyecto técnico y el resguardo del abono de las tasas municipales, en el registro del área competente del Ayuntamiento, generalmente urbanismo o medioambiente.

Ante cualquier duda que puedas tener al respecto, te recomendamos que visites los enlaces reseñados, donde recibirás toda la ayuda, información y atención que necesites.