Salud

Envejecimiento prematuro: la importancia de los antioxidantes

28/03/2017

Envejecimiento prematuro: la importancia de los antioxidantes

La vida es una lucha contra el tiempo, por tanto, la vida es una lucha contra la oxidación. Los antioxidantes se encargan de retrasar esa oxidación y por tanto permitir que las células del organismo permanezcan jóvenes durante más tiempo.

Veamos cuales son los antioxidantes más importantes que actúan contra el envejecimiento celular:

Vitamina

También llamada ácido ascórbico, resulta fundamental en la primera línea de defensa del organismo contra los ataques de toxinas, infecciones y contaminantes. Es una vitamina hidrosoluble, por lo que será eliminada en orina y su concentración en el organismo puede llegar a verse comprometida, no como las vitaminas liposolubles, que se almacenan en los depósitos de grasa.

Es crucial para la formación de colágeno, absorción de hierro, mantenimiento de huesos y cartílagos, así como para el desarrollo y crecimiento celular y de los tejidos corporales. Su ausencia prolongada en el organismo puede llegar a producir escorbuto. Se encuentra en naranjas, fresas, tomates, brócoli, etc.

Vitamina E

A diferencia de la vitamina C, esta sí que puede almacenarse en los tejidos grasos. Es por esto, que su ingesta excesiva puede llegar a ser perjudicial, sin embargo, entre sus funciones se encuentran su participación en los procesos de curación de quemaduras solares así como el retraso del envejecimiento de la piel. Sus fuentes son el germen de trigo, yema de huevo, aguacate, etc.

Beta-caroteno

Los carotenos pueden convertirse en vitamina A, esencial para el desarrollo y mantenimiento de la visión. Participa también en el desarrollo  óseo, en la función del aparato reproductivo, en el crecimiento celular y en la protección contra el daño solar. Se encuentra en zanahorias, tomates, espinacas, etc.

Selenio

Proporciona resistencia contra ataques cardiovasculares y patologías articulares,  estimula el sistema inmune, disminuye el envejecimiento de la piel y aumenta la fertilidad. Se encuentra en carne magra así como en pescados y mariscos, además de otros. 

Luteína

Parece que participa en la reducción de riesgo de degeneración macular, una de las causas principales de la ceguera del envejecimiento. Sus fuentes son las verduras de hoja verde.

Licopeno

Beneficioso para la fertilidad masculina y la salud ósea, podría estar relacionado con la reducción de cáncer de próstata y cáncer de piel. Puede ser encontrado en tomates, fresas, y sandía.

Antocianinas

Además de los efectos positivos sobre el colágeno, los vasos sanguíneos y el sistema nervioso, están considerados como los antiinflamatorios naturales. En uvas, bayas y berenjena.

Coenzima Q10

Conocida también como ubiquinol, es el alimento necesario para las células y por tanto de vital importancia. Es imprescindible para la producción de energía y el metabolismo de grasas. Su déficit está relacionado con problemas cardiovasculares. En pequeñas cantidades en alimentos como mariscos y pescados.

Ácido alfa lipoico (ALA)

Combate el envejecimiento y los radicales libres, así como activa el metabolismo. Previene complicaciones de la diabetes y de patologías del hígado. Lo encontramos en la carne roja, la levadura de cerveza y las espinacas, entre otros.

Flavonoides

Se cree que participan en la prevención de enfermedades cardiovaculares y a la protección del organismo contra el cáncer. Algunos alimentos como el té verde son ricos en flavonoides, de ahí por qué el té verde es tan beneficioso para la salud. 

La producción de radicales libres y oxidación celular se genera normalmente por malos hábitos o falta de ejercicio físico, sin embargo, el ejercicio físico intenso puede generar también algunos de estos radicales (puedes comprar antioxidantes en esta web). Por tanto, introducirlos en la alimentación ayudarán en la lucha contra el envejecimiento.