Compartir

La primavera y el verano, además de algunos días sueltos en invierno e incluso los otoños suaves, invitan a pasar tiempo al aire libre. Por ello, quienes tienen una casa con patio suelen hacer todo lo posible por tenerlo bien cuidado, bonito y funcional. El problema es que hoy, con el ritmo de vida que llevamos, no podemos pasarnos horas arreglando el césped, cuidando las flores y rastrillando las hojas que caen de los árboles. Y a nadie le gusta tener que estar en su tiempo libre realizando estas tareas. Por eso se imponen alternativas a los jardines convencionales. Aquí tienes algunas muy prácticas.

Suelo de hormigón impreso

El hormigón impreso puede ser un gran aliado en la decoración de tu patio. Es resistente y tiene muchas posibilidades, ya que el catálogo de colores y estampados no deja de crecer. Incluso se pueden cubrir paredes con estos mismos motivos, creando un conjunto de lo más atractivo.

Si quieres un patio con buena presencia, cómodo y fácil de mantener, el hormigón es perfecto. Dura mucho tiempo y resiste tanto las altas temperaturas como las heladas, la humedad y ataques de otros tipos. Con un chorro de agua de vez en cuando o un buen cepillo, en apenas unos minutos lo volverás a tener todo perfecto.

Aún más cómodo: hormigón pulido

Si lo quieres todo aún más fácil, en lugar de impreso puedes decidirte por un suelo liso de hormigón, también disponible en diferentes colores, de larga vida útil y fácil de mantener.

A pesar de ser más utilizado en naves industriales, garajes y espacios a cubierto, el hormigón pulido y suelo fratasado le puede dar al patio un efecto sorprendente, perfecto si además guardas el coche en este sitio o no te quieres complicar demasiado. Por no hablar de que el mobiliario del patio siempre encajará con este tipo de suelo.

Si el suelo de hormigón te parece un tanto frío o demasiado impersonal, siempre puedes colocar unas cuantas macetas en alguna parte. Aunque así tendrás que estar pendiente de cuidar las plantas y volverás a quejarte de que el patio es una carga.

Ventajas de tener un patio de hormigón

Los beneficios de este material van mucho más allá del sentido práctico. También es bastante más económico a largo plazo tener el patio pavimentado en lugar de sembrar césped y plantas.

Es verdad que tanto el pulido como el hormigón impreso precio m2 es más elevado en principio que un saco de semillas de césped y tierra cultivable. Pero si echas cuentas de lo que te costará cortarlo, regarlo, abonarlo y tenerlo en buenas condiciones, verás que el paso del tiempo recomienda el hormigón.

Una alternativa “verde”

Si después de todo sigues pensando que el hormigón es demasiado radical, puedes pasarte a una alternativa al césped que no necesita tanto mantenimiento. Nos referimos, evidentemente, al césped artificial, que combina la estética de la hierba natural con las ventajas de no tener que estar cuidando el jardín. Por eso, en muchas piscinas comunitarias y bastantes jardines, donde se quiere disfrutar de la sensación de tener un manto verde pero no estar manteniéndolo, este material se puede ver mucho.

Eso sí, procura que sea un material de buena calidad, resistente a la luz solar y que no se vea demasiado sintético. De lo contrario, acabarás con una alfombra amarillenta y que hará cualquier cosa menos invitar a pasar el rato en el patio.

¿Qué opción te parece más interesante? ¿Tienes en tu patio ya alguna de estas soluciones?

loading...