Sociedad

Con la llegada del buen tiempo, aumentan los robos

19/07/2019
Foto del avatar

author:

Con la llegada del buen tiempo, aumentan los robos

El aumento de robos en nuestro país no es nada nuevo. De hecho, desde que comenzase la crisis, allá por el 2008, y sin que los distintos gobiernos hayan hecho nada para mejorar la situación del ciudadano de a pie, más bien al contrario, precarizando el trabajo y aumentando los impuestos y los servicios de suministros básicos, no ha parado de crecer.

Aun así, hay épocas que son peores que otras, en las que los ladrones son más activos, particularmente en las fechas que dedicamos a las vacaciones y especialmente durante el verano, cuando las ausencias de los inmuebles son más prolongadas.

En las grandes ciudades, las casas deshabitadas y las calles desiertas son el escenario perfecto para que los delincuentes puedan cometer sus fechorías. Esto es un hecho que se ha venido contrastando año tras año, pero este verano observamos una nueva tendencia en las zonas costeras que está alarmando a la población.

Los cerrajeros en Conil de la Frontera nos aseguran que hay que extremar las precauciones con los carteristas en la playa, que roban las carteras y las llaves, por lo que ya pueden irse tranquilamente a realizar los robos en las viviendas, que localizarán sin problemas en la dirección que encontrarán en el DNI, antes incluso de que las víctimas hayan notado la pérdida o hayan podido alertar a la policía.

Aunque todos los robos son motivo para lamentarse, en este caso los son aún más, y es que los seguros no se hacen responsables ni de los daños ni de las pérdidas, pues no hay forma de demostrar a ciencia cierta que alguien ha entrado en nuestra casa por la fuerza y sin permiso, pues en realidad lo ha hecho como cualquier habitante que tenga sus llaves. Los profesionales de la cerrajería de Conil aconsejan extremar las precauciones y el cuidado de nuestras pertenencias cuando estamos en la playa y tomar medidas alternativas de protección para el hogar.

En este sentido, pueden instalarse alarmas, pues, aunque el ladrón tenga llaves, no tendrá el código para desactivarla y la alarma saltará, alertando a los vecinos y a la empresa de seguridad en caso de estar conectada a una central de seguridad. Otras medidas alternativas son las cámaras de seguridad para identificar a los ladrones a posteriori y la instalación de cerraduras electrónicas e inteligentes que solo se pueden abrir con un código, siendo de las más seguras en el mercado actual.

Recomendaciones para evitar los robos cuando las casas están vacías

El otro gran problema que comentábamos con anterioridad es el aumento de los robos en verano en las casas que están temporalmente deshabitadas porque sus dueños se han ido a disfrutar de unas vacaciones y un merecido descanso.

Es totalmente devastador volver a casa y ver que nuestra casa ha sido asaltada, que nos faltan cosas y que hay daños materiales, o recibir en plenas vacaciones la llamada de un vecino o de la policía para comentarnos lo sucedido, que hemos sido víctimas de un robo.

En estos casos, a la temida vuelta a la rutina después de unas vacaciones se le suman un montón de gastos extras, y tendremos que empezar por llamar a cerrajeros de confianza, como estos cerrajeros de Conil para que nos cambien la cerradura y, de paso, podremos consultarles como aumentar las medidas de seguridad de nuestro hogares.

Aunque, lógicamente, lo más conveniente es tomar precauciones antes de que esto llegue a sucedernos y tengamos que lamentarnos. Para mejorar las medias de seguridad del hogar no hay nada como contar con verdaderos profesionales, y si tu propiedad se encuentra en Conil de la Frontera, nada como los cerrajeros que hemos referenciado en este artículo, honestos, discretos y con precios muy ajustados.

Medidas para aumentar la seguridad del hogar

La primera medida de seguridad que deberemos tomar será la instalación de una cerradura con sistema antibumping, pues más del 80 % de las cerraduras de nuestro país son vulnerables a este método. El bumping se realiza en pocos minutos y no deja huellas de haber forzado la cerradura, por lo que nuevamente nos encontraremos con grandes dificultades para poder reclamarle al seguro las pérdidas sufridas.

Otras medidas de seguridad básicas son instalar dobles cerraduras, cerraduras inteligentes, colocar barras transversales, dobles pestillos, puertas acorazadas, poner rejas en las ventanas, persianas con cierres…

En cuanto a las medidas que nosotros mismo podemos tomar, algunas son muy simples, como nunca dejar objetos de valor visibles, por ejemplo, en las terrazas. Así mismo, cuando nos vamos de vacaciones, es fundamental que parezca que la vivienda sigue habitada, por lo que le pediremos a algún familiar o vecino que nos vacíe el buzón, señal inequívoca de que no hay nadie en casa, y colocar dispositivos con reloj para que se enciendan luces, el televisor o la radio a determinadas horas del día.